ciclismo

Froome, a por el Tour y paso al lado después

  • El ciclista ficha para 2021 con el Israel Start-Up Nation, pero buscará su quinta ronda francesa con el Ineos

El ciclista británico Chris Froome, durante el Tour de Francia de 2018. El ciclista británico Chris Froome, durante el Tour de Francia de 2018.

El ciclista británico Chris Froome, durante el Tour de Francia de 2018. / kim ludbrook / efe

Tras 10 años en la estructura del Sky y actual Ineos, Chris Froome, ya considerado como uno de los mejores de la historia con siete grandes en su palmarés, ha decidido dar un paso a un lado y buscar a los 35 años nuevos horizontes con el fichaje por el Israel Start-Up Nation, un proyecto incipiente con sueños grandes.

El debate de la tricefalia en un equipo no es patrimonio del Movistar, que cargó con ello en 2019: Nairo Quintana, Mikel Landa y Alejandro Valverde. Con el pelotón confinado, el Ineos no ha parado de despejar preguntas incómodas con su trío de ases: Egan Bernal, Chris Froome y Geraint Thomas. Las formas se han guardado en la escuadra inglesa, aderezadas con el rumor de la salida del equipo de Froome, incluso a mitad de temporada. Pero el ciclista de origen keniano, con el quinto Tour en la cabeza y aún recuperándose de su grave caída de hace poco más de un año, decidió echarse a un lado. El presente y futuro en el Ineos es para Bernal y quizás algún otro.

El británico no dejó antes el Ineos por su deseo de conquistar su quinto Tour de Francia

Por mucho que se quiera evitar el mal ambiente dentro de la formación, tres figuras con la misma ambición sólo puede desembocar en polémica si desde la dirección no hay una orden tajante y comprometida. Si el argumento es "que decida la carretera", el nivel físico no eleva la voz por Froome, quien aún carga con la interrogante de su respuesta en alta competición tras su caída en el Dauphiné 2019.

Cada uno ha jugado su baza. Bernal, atrevido también hablando, dejó muy pronto claro que aspira al segundo Tour y que no será simplemente gregario, aunque entendía que un equipo británico quiera que el Tour lo gane un británico. "¿Puedo sacrificarme por alguien más si estoy al 100%? No lo creo", declaró el colombiano.

Estos planteamientos no sentaron nada bien a Froome, así como la falta de respuesta del equipo a esa frase. Al tetracampeón del Tour le hubiera gustado una aclaración del director del Ineos, que nunca llegó. Mientras, Thomas, de 34 años, mostró su flema, siempre aderezada con cierta ironía. "Todos tendremos una oportunidad. El asunto me afecta indirectamente pero, al mismo tiempo, no me siento en la cama pensando en eso toda la noche", zanjó el galés.

Surgieron los rumores de una posible marcha de Froome, incluso en negociaciones para bajarse del tren en plena temporada, pero enseguida aclaró que aguantaría hasta finales de año para tratar de colarse en el Club de los 5 Tours junto a Anquetil, Merckx, Hinault e Indurain. Más tarde llegó la opción del Israel Start-Up Nation, equipo que quiere hacerse grande en el World Tour. Pero la duda que no queda despejada es la del líder para el Tour del Ineos, si bien la lógica se inclina por la juventud y el enorme potencial, ya contrastado, del colombiano Egan Bernal. Se cierra un ciclo y se abre otro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios