Actualidad deportiva

Fernando Torres pone fin a su carrera

  • El jugador se retira tras 18 años en activo. Con el Atlético de Madrid lo ha ganado casi todo.

Fernando Torres con uno de los trofeos obtenidos con el Atlético de Madrid Fernando Torres con uno de los trofeos obtenidos con el Atlético de Madrid

Fernando Torres con uno de los trofeos obtenidos con el Atlético de Madrid / EFE

Comentarios 0

Fernando Torres, que pone fin a una carrera futbolística de 18 años en un partido con el Sagan Tosu japonés contra el Vissel Kobe de Andrés Iniesta y David Villa, será recordado como el Niño, apelativo que le acompaña desde su irrupción con 17 años en el Atlético de Madrid, donde es ídolo.

Fernando José Torres Sanz (Fuenlabrada, Madrid, 1984) cierra este viernes una carrera profesional en la que ha logrado casi todos los títulos internacionales de selecciones y clubes europeos: un Mundial (2010), dos Eurocopas (2008 y 2012), una Liga de Campeones (2011-12, con el Chelsea) y dos Ligas Europa (2012-13 con el Chelsea y 2017-18 con el Atlético), además de una FA Cup inglesa (Chelsea 2012).

Balón de Bronce y tercer mejor jugador del mundo en la temporada 2007-08, cuando jugaba con el Liverpool inglés, en aquel año que fue el máximo goleador extranjero de la historia de la Premier League hasta entonces (24 goles). También fue el mejor jugador de la Eurocopa 2008 y el máximo goleador de la Eurocopa 2012.

Ninguno de estos éxitos profesionales tendrá comparación para el 'Niño' al único que logró con el conjunto de su vida, el Atlético de Madrid: la Liga Europa del año 2018. Fue su única oportunidad de acudir a festejar un título a la fuente madrileña de Neptuno.

"Durante toda mi carrera he ganado muchas cosas, pero sin duda esta es la mejor", dijo en aquella celebración multitudinaria en la fuente del dios romano del mar, el 18 de mayo de 2018, cuando ya estaba anunciada su salida definitiva del club rojiblanco, en la que dejó un mensaje: "Nada es imposible, y si eres atlético, menos".

La carrera del delantero madrileño, rojiblanco desde la cuna por influjo de su abuelo, arrancó en clubes de su localidad natal, Fuenlabrada, al sur de Madrid, hasta que con once años ingresó en las categorías inferiores del club rojiblanco tras pasar las pruebas de selección en el Parque de Las Cruces y el campo de Cotorruelo.

Su crecimiento en el Atlético comenzó a llamar la atención cuando en 2002 fue campeón europeo sub-16 con la selección española como máximo goleador del torneo. Semanas después debutó en el primer equipo, en el infierno de Segunda División: el 27 de mayo contra el Leganés en el Vicente Calderón. Una semana después llegó su primer gol, al Albacete.

Fernando Torres en su etapa con el Liverpool. Fernando Torres en su etapa con el Liverpool.

Fernando Torres en su etapa con el Liverpool. / EFE

Protagonista del retorno a Primera, ya como delantero titular, se convirtió en el símbolo para una afición carente de ilusiones y disputó cinco campañas en la máxima categoría, siendo siempre el máximo goleador del equipo, con 75 tantos en 174 partidos, hasta julio de 2007, cuando anunció su marcha al Liverpool inglés.

Detenida su progresión en un club que no acababa de dar el paso adelante para ubicarse entre los grandes, Torres se marchó a la Premier League confesándose "orgulloso de ser del Atlético" y prometiendo volver en el futuro.

En el Liverpool encontró su mejor versión, con 33 goles en 46 partidos en su primer curso entre todas las competiciones, en una temporada que acabó con el título de la Eurocopa 2008 con la selección española, logrado gracias a un gol de Torres en la final ante Alemania, punto de inflexión en la historia de la 'Roja'.

Al año siguiente sería elegido uno de los tres candidatos al Balón de Oro, por detrás del argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo, que fue el ganador. En la 2009-10, en un curso marcado por las lesiones, forzó su estado físico para llegar al Mundial 2010, en el que fue campeón y participó en el gol definitivo de Andrés Iniesta para obtener el título.

La temporada siguiente fue la del cambio de Liverpool por Londres para recalar en el Chelsea, que pagó un traspaso récord (58 millones de euros) en el mes de enero para hacerse con sus servicios. Tras un mal inicio, al curso siguiente logró con los 'blues' sus primeros títulos de clubes, la FA Cup y la Liga de Campeones. Posteriormente logró su segunda Eurocopa, y al año siguiente añadió la Liga Europa.

Tras una temporada más con el conjunto londinense, en el verano de 2014 fue cedido por el Chelsea al Milan italiano, con el que apenas disputó diez encuentros al no contar con la confianza del entrenador. En enero de ese mismo año se fraguó su regreso al Atlético de Madrid, en un formato de cesión con compra posterior.

Su retorno congregó el 4 de enero de 2015 a 45.000 personas en el Vicente Calderón simplemente para un acto de presentación, en el que después Torres confesaría que fue "el momento más especial" de su carrera deportiva.

Se enfundó la rojiblanca de nuevo en partido oficial en un cruce de octavos de final de la Copa del Rey contra el Real Madrid en el que en la vuelta de la eliminatoria anotó dos goles en el Santiago Bernabéu que permitieron el avance a la siguiente ronda (2-2), en la que el Atlético fue apeado por el Barcelona.

Al siguiente curso rozó el título de la Liga de Campeones en la final de Milán (Italia) contra el Real Madrid en la que el tiempo reglamentario acabó con 1-1 y la 'Orejona' se decidió en los penaltis. El momento más duro de su carrera, reconoció después.

Con el club blanco se volvió a encontrar en las semifinales de la Champions del curso siguiente, en la temporada de la despedida del Vicente Calderón, en la que honró al viejo Manzanares con dos goles en su partido de despedida (3-1, al Athletic de Bilbao).

También vivió el estreno del Wanda Metropolitano, antes de decidir marcharse en abril de 2018, "aceptando la realidad" según dijo, pero con la confianza de celebrar un título: la Liga Europa 2018 conquistada en Lyon ante el Olympique de Marsella, en la que ingresó al final para festejar su única copa rojiblanca. Del equipo se despidió con dos goles al Eibar en el cierre liguero.

En total, 157 partidos y 36 goles en su segunda y última etapa como rojiblanco (404 y 129 en total), antes de partir hacia Japón, en busca de una última oportunidad de competir en el Sagan Tosu, con el que ha disputado 39 partidos en total y anotado siete goles, con la permanencia en la J-League el curso pasado como único logro.

Sabiendo que no está "física y mentalmente" al nivel para cumplir con los "altos estándares" que buscaba, Fernando Torres decidió renunciar al resto de su contrato con el conjunto japonés para poner el punto y final a su trayectoria deportiva, algo que hará este viernes ante el Vissel Kobe de sus amigos Andrés Iniesta y David Villa.

Tras los 90 minutos que el Sagan Tosu disputará con una camiseta especial que rememora una equipación del Atlético de Madrid de los años 80, Fernando Torres cerrará su etapa como futbolista y abrirá una nueva, que de momento es una incógnita pero que tarde o temprano le vinculará de nuevo al club rojiblanco.

No obstante, el Niño tiene claro que su retorno al Atlético no será para ser una figura decorativa. "Si regreso no será sólo para poner mi rostro, sino para hacer cosas grandes y llevar al club al próximo nivel", aseguró al explicar su retirada. El Niño querrá seguir sumando títulos, aunque ya será fuera del terreno de juego.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios