Poesía Sonetos para soñar un mundo nuevo

  • Diego Medina y Javier Gilabert firman una colección de poemas escritos a cuatro manos y que ven la luz en Esdrújula 

  • Los beneficios irán a Médicos del Mundo

Sonetos para soñar un mundo nuevo Sonetos para soñar un mundo nuevo

Sonetos para soñar un mundo nuevo / María Gómez (Granada)

Con el fantasma de un posible confinamiento estricto asomando de nuevo en el horizonte salen a la luz los versos que dos poetas escribieron durante la anterior etapa de encierro domiciliario. Son los Sonetos para el fin del mundo conocido, escritos a cuatro manos pero en la distancia por Diego Medina Poveda y Javier Gilabert y que publica ahora la Editorial Esdrújula. Un libro que además tiene la particularidad de ser, como reza en la misma portada, “un proyecto solidario” ya que todo lo que se recaude irá destinado a Médicos del Mundo.

El poemario se escribió entre abril y junio del año pasado a través de la distancia que separaba los encierros y los mundos de los dos autores –Diego Medina profesor en Nantes y Javier Gilabert en Granada–, pero con el puente de las redes sociales. “Diego publicó un cuarteto en Facebook, me dio por escribir una continuación y mandársela”, recuerda Gilabert sobre los orígenes de esta obra que cuenta con seis sonetos escritos con ese sistema de completar cada uno los versos del otro y cuatro escritos en solitario.

Fue así como terminaron en la primavera de 2020 una serie de 14 sonetos inspirados en las diversas experiencias vividas por culpa de la pandemia. Desde la intimidad de la pareja confinada: “En una eternidad/ de 27 metros cuadrados/ transita nuestro amor por el espacio”. Pasando por el ansia de renacer en una nueva realidad: “En todo amanecer hay un empeño/ por ser la vida. En eso nos iguala/ el corazón y el vuelo excede el ala/ si el ojo sabe ver y se hace dueño”. También la manipulación mediática: “En este tiempo muerto de clausuras/ arengan con el bulo a sus soldados,/ fanático esperpento de pirados/ que sin ser sacristanes cantan curas”. Hasta el instinto de mera supervivencia: “Pudiste haberte hundido y del subsuelo/ lanzaste las raíces a la vida,/ pudiste, intoxicado de guarida,/ perderte en otro mundo paralelo./ Quisiste en plena angustia, a contrapelo,/abandonarte al aire, soltar brida,/ quebrar la recia rama, abrir la herida/ de la vena cerrada, alzar el vuelo”. Una variedad temática que repasa la infinidad de emociones y situaciones posibles.

El poemario nace así con el propósito de servir de testimonio poético de una situación inédita, estableciendo con el lector un punto de encuentro más humano en el que compartir percepciones y deseos ante el futuro próximo.

El libro pretende ser también un homenaje al colectivo humano cuya labor ha sido determinante en estos momentos, y así queda reflejado en la dedicatoria del mismo: “A los profesionales y voluntarios que trabajan por mejorar y mantener la salud en todos sus ámbitos, en todos los rincones del mundo.”

Y han querido hacerlo mediante una estrofa clásica como es el soneto, reivindicando la vigencia que este metro tiene en la actualidad. Se trataba de hacer un guiño y demostrar al mismo tiempo que continúa siendo una forma válida para expresar temas actuales. Eran conscientes de la dificultad que entraña la elección de una forma métrica que parece batirse en retirada, pero Gilabert explica que el ajustarse a un esquema cerrado, a pesar de las limitaciones expresivas, también ha tenido sus ventajas pues favorecido el trabajo en equipo y en la distancia.

No en vano, además de docentes, comparten conocimientos en métrica y poética. Medina Poveda (Málaga, 1985), es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Compagina su actividad literaria con la edición y la enseñanza. Actualmente es profesor de español en la Universidad de Rennes 2 en Nantes, en el Centro Cultural de Español de la misma ciudad y codirige la colección Monosabio de poesía y narrativa que edita el Ayuntamiento de Málaga.

Por su parte, Gilabert (Granada, 1973), casado y padre de dos hijos, es maestro avemariano y tiene experiencia en los libros con fines benéficos. En 2017 publica PoeAmario (Círculo Rojo) cuyos beneficios donó íntegramente al Fondo Solidario Avemariano. Es copromotor junto con Alicia Choin de la Antología de textos contra la violencia machista Granada no se calla (Esdrújula, 2018), en la que participa con un poema. Colaborador habitual de revistas culturales granadinas y andaluzas, fue a través de un reportaje para una de ellas como entró en contacto con Medina.

El libro consta, además de con un poema introductorio, con cinco ilustraciones alusivas a sendos sonetos obra María Gómez, que firma también la portada.

Se ha publicado tanto online en formato electrónico (en PDF, para facilitar su lectura en cualquier dispositivo) como en papel, con una pequeña tirada inicial cuyos ejemplares contarán con una difusión de ámbito nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios