EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Actualidad Cultural

Cómo viajar este verano por España sin mascarillas

Libros y ciudades. Libros y ciudades.

Libros y ciudades.

Las perspectivas veraniegas saltaron por los aires el pasado mes de marzo. Aunque las expectativas son halagüeñas y la movilidad nacional ya está completamente restituida, es evidente que este verano conocer otras ciudades va a ser más complicado. 

De hecho, los datos del Barómetro Turístico Braintrust apuntan a que dos de cada tres españoles (65,7%) ha descartado irse de vacaciones por el coronavirus.

Para compensar esta carencia turística, la plataforma de lectura digital Nubico recomienda un total de once libros que, a través de sus respectivas historias y tramas, permiten conocer más a fondo once ciudades españolas sin necesidad de transporte alguno y ¡sin mascarilla!

Formentera

La isla balear esta muy presente en el libro El mal de Corcira, de Lorenzo Silva. Un crimen, una playa y un trasfondo terrorista sirven de base a esta novela negra en la que Bevilacqua vuelve a enfrentarse un nuevo caso.

Tarragona

También con un crimen, esta vez múltiple, como centro de la trama, Javier Cercas traslada a los lectores a la ciudad catalana en su obra Terra alta. Los propietarios de una empresa de la zona son asesinados de forma brutal y un joven pero implacable policía se hace cargo del caso.

Valle del Baztán

La ganadora del Premio Planeta 2016, Dolores Redondo, es autora de una trilogía que tiene al navarro Valle del Baztán como escenario. La cara norte del corazón es una novela negra que puede servir también para conocer mejor este enclave pirenaico.

Vitoria

Más crímenes y más misterio en otra trilogía, esta vez obra de la vitoriana Eva García Sáenz de Urturi: La ciudad blanca. La capital alavesa sufrió hace unos años unos atroces crímenes y el acusado por esos asesinatos está a punto de salir de la cárcel. Poco después, un asesinato vuelve a convulsionar la sociedad en esa provincia vasca.

Vigo

El escritor gallego de novela negra Domingo Villar consigue en su novela El último barco que el lector conozca de cerca la ciudad y los alrededores de Vigo, con la ría y el ambiente marinero como núcleo central de la trama.

Las Palmas

Y para conocer una de las islas canarias, Las dos Amelias, de José Luis Correa, puede ser una buena opción.La Feria del libro de la ciudad, una influencer y un crimen serán el nuevo caso al que debe enfrentarse el detective Ricardo Blanco.

Madrid

La capital de España es donde transcurre Cuando gritan los muertos, la novela de Paco Gómez Escribano. El Cuqui, el Tente y unos amigos llevaron a cabo un atraco por encargo hace mucho tiempo, pero algo salió mal. A Tente le amputaron una pierna y Cuqui recibió una bala en la cabeza que le mantuvo en coma durante años. Los demás murieron y ellos pagaron sus deudas con la sociedad en la cárcel. Ahora toca redimirse.

Salamanca

Para conocer la capital salmantina, eso sí en el siglo XVI, es posible acudir a El manuscrito de fuego, de Luis García Jambrina. Con la fachada de la Universidad de Salamanca como núcleo del misterio, los protagonistas deberán ir resolviendo misterios y pasando pruebas por toda la ciudad.

Toledo

La ciudad castillo leonesa es el escenario de un nuevo misterio que deberá resolver Mariana de Marco, la protagonista de la novela de J.M. Guelbenzu, El cadáver arrepentido. En este caso, de Marco deberá ayudar a una amiga tras la repentina muerte de su madre.

Barcelona

El Crimen del Liceo, de Fernando García Ballesteros, es la propuesta para acercarse a la capital condal a través de las letras, aunque sea en los estertores del sigo XX. Una fiesta burguesa con un final trágico es el inicio de esta novela que se inmiscuye en los diferentes estratos sociales de la Barcelona de entonces.

Sevilla

La jerezana Verónica Valenzuela ambienta su novela Si me ladras... te muerdo en la capital hispalense. Aitor, un profesor de arte no podrá rechazar una oferta laboral en Sevilla. Sólo hay un problema, odia a los sevillanos y a los perros...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios