rcd mallorca | córdoba cf

Otra vez el tenerla sin más

  • Un dominio estéril del balón no sirve para nada a un CCF endeble

Otra vez el tenerla sin más Otra vez el tenerla sin más

Otra vez el tenerla sin más

El Córdoba volvió a las andadas en Mallorca. Los de Sandoval ofrecieron la imagen más repetida cuando salen de El Arcángel, que sólo en Gijón pareció olvidarse: la de un equipo poco profundo y que no aprovecha ni por asomo esa voluntad de tener el balón y dominar el encuentro.

Pese a arrancar el partido mejor que el Mallorca, el Córdoba se marchó al descanso prácticamente sin haber pisado el área rival. A ello ayudó mucho la ausencia de un ariete nato en la punta de ataque, posición en la que Jovanovic volvió a demostrar que le cuesta un mundo ganar las disputas y que no es el jugador letal de la última media hora de partido cuando sale desde el banquillo.

Al menos, el buen trabajo colectivo para no descomponerse y el acierto de Lavín permitió al Córdoba irse al descanso sin perder. Pero en la reanudación volvieron los errores atrás y la endeblez defensiva que tanto daño ha hecho al equipo. Esta vez, los golpes no fueron respondidos por los de Sandoval, que con el 2-0 en el electrónico tiraron la toalla y dieron de nuevo una triste imagen. Para colmo, los cambios no sumaron nada a un conjunto que volvió en Son Moix a su peor versión. Porque en una liga tan complicada, nada hay peor que ser el equipo intrascendente que fue el Córdoba ante el Mallorca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios