córdoba c.f.

Mucho trabajo por hacer

  • El Córdoba cede su primera derrota estival en La Línea víctima de una primera parte muy deficiente y penalizado por su falta de definición para culminar la reacción tras el descanso

Sasa Jovanovic pelea un balón entre dos jugadores de la Balompédica Linense. Sasa Jovanovic pelea un balón entre dos jugadores de la Balompédica Linense.

Sasa Jovanovic pelea un balón entre dos jugadores de la Balompédica Linense. / ccf

La primera derrota veraniega del Córdoba, ante un Segunda B como la Balompédica Linense, sirvió para evidenciar el mucho trabajo que aún queda por hacer para que este equipo sea realmente competitivo en el campeonato liguero. Y lo de menos es la labor en el verde de Francisco, que continúa exprimiendo los recursos a su disposición de la mejor manera posible. Pero le faltan, y no pocos. Sobre todo arriba. De hecho, esa falta de definición se plasmó en el 1-0, que llegó en el transcurso de un primer periodo deficiente, sobre todo sin la posesión, y no pudo ser recuperado en un segundo con más presencia, pero nula capacidad para crear peligro real sobre el portal enemigo.

Con mucha carga física acumulada, que para eso está esta fase de preparación, y sin mover el dibujo (4-2-3-1), Francisco agitó el once e introdujo una importante novedad respecto a los dos amistosos anteriores: la inclusión de Javi Galán como extremo, por delante de Víctor Mena. Apuesta que no pudo lucir demasiado por la falta de claridad ofensiva de un CCF bien frenado por una Balona intensa que impidió la circulación cómoda de balón de su oponente, tanto por fuera como por dentro.

Pawel, y los tocados Vallejo, Jaime Romero y Edu Ramos no se vistieron en La Línea

Con un juego pausado en la salida, obligado en alguna que otra ocasión a tirar directo arriba, a la escuadra blanquiverde le costó generar fútbol. Imprecisiones constantes, muchas pérdidas y nula claridad en campo ajeno fueron dando aire a un cuadro local que empezó asustando por su costado derecho con la velocidad de Gato y no tardó en ponerse por delante con una llegada por la izquierda de Juampe; Stefanovic no acertó a blocar el disparo raso del extremo y Abel Suárez empujó sin oposición a la red.

Justo antes, Quiles lo había intentado por primera vez con un tiro seco dentro del área. Pero ni el onubense ni ninguno de sus compañeros dieron siquiera trabajo a Robador, mostrando la dificultad del Córdoba para reaccionar ante su primer marcador en contra. El ariete lo intentó luego con un cabezazo a la salida de un córner y, ya cerca del intermedio, con una media vuelta que encontró el pie de un zaguero, mismo destino de un zurdazo de Galán. Por contra, la Balona acumuló una nueva llegada peligrosa, pero Stefanovic sacó una manopla perfecta para despejar el tiro de Juampe.

Lo visto no gustó demasiado a Francisco, que aprovechó el descanso para pedir más intensidad a los suyos y ajustar conceptos en un once con hasta seis cambios. Y esa amplia modificación se trasladó también al terreno de juego. El Córdoba pasó a mandar, monopolizando el balón ante un rival cada vez más encerrado, pero sin la claridad de ideas ni la velocidad de acción suficientes para inquietar de verdad. Con todo, una falta lateral de Javi Lara casi la caza Aythami y Quim estuvo cerca de ver puerta a la media vuelta.

El Linense se afanaba en defender, buscando un contragolpe para matar el partido. Juampe lo intentó a la carrera con un zurdazo ajustado al palo. Pero el partido ya estaba definido hacia el área contraria. El CCF siguió jugando en campo ajeno, buscando espacios por fuera y por dentro, pero sólo Loureiro hizo trabajar a Javi Montoya. Demasiado poco para hacer buena una reacción tardía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios