córdoba c.f.

La probeta de Sandoval

  • El Córdoba sigue sin encontrar la tecla que lo haga arrancar tras probar tres sistemas y no repetir once en estas cuatro jornadas

  • El técnico ha utilizado ya a 20 jugadores, que se elevarán mañana en el debut copero

Los diferentes equipos de la sección femenina del Córdoba posan sobre el césped de El Arcángel con las autoridades, al final del acto de presentación. Los diferentes equipos de la sección femenina del Córdoba posan sobre el césped de El Arcángel con las autoridades, al final del acto de presentación.

Los diferentes equipos de la sección femenina del Córdoba posan sobre el césped de El Arcángel con las autoridades, al final del acto de presentación. / juan ayala

La probeta de José Ramón Sandoval sigue sin dar resultados. Y no será porque el técnico no la está agitando en estas primeras semanas de competición. En sólo cuatro partidos, el madrileño ha probado ya tres sistemas de partida -y alguna variante más táctica en el desarrollo de los choques, forzado por los marcadores- y hasta 20 futbolistas, pues no ha repetido alineación en ningún partido. Una cifra que aumentará mañana en el estreno copero ante el Nàstic (El Arcángel, 22:00), otro test para lo que realmente importa en estos momentos: reaccionar en la Liga 1|2|3, y a ser posible el sábado ya ante el líder Málaga.

Aferrado al recuerdo del pasado curso, Sandoval apostó durante el tramo final de pretemporada por el sistema con tres centrales y dos carrileros. Era su guion, a pesar de que los elementos diferían en cuanto a características. Pero tras los dos primeros fiascos en El Arcángel, la fidelidad al dibujo ya pasó a mejor vida. Y eso que algunos de los fichajes, como Quezada, parecían venir como un guante a ese boceto de cabecera, que habrá que ver en qué queda ahora.

Porque la nueva idea desde hace un par de semanas pasa por el uso de una defensa de cuatro, a la antigua usanza. Ya fue puesta en liza en Albacete, con un naufragio total desde el 4-2-3-1 con un doble pivote de músculo, y repetida el domingo ante el Alcorcón, donde con un 4-1-4-1 por fin la portería propia se quedó a cero. Pero el problema está en que con este nuevo dibujo, la producción ofensiva también se ha visto reducida, concretamente a cero tantos.

Parece claro que todavía queda por hacer algún ajuste para hallar el equilibrio que requiere un torneo como esta Segunda División para ganar partidos. Y por lo visto no será en la parte defensiva, ya que al menos la sangría se cortó de raíz ante los alfareros, aunque la solvencia en el juego sin pelota del equipo aún dejó mucho que desear. Tocará mirar hacia la zona de vanguardia o la medular, donde se concentran algunos de los futbolistas todavía inéditos.

De momento siguen a cero los jóvenes metas Alberto González y Marcos Lavín, lesionado, los defensas Miguel Loureiro y Luis Muñoz, y los centrocampistas Blati Touré y Sebas Moyano, que pasan además por ser los únicos que todavía no han entrado en una lista de convocados. Una situación que salvo sorpresa cambiará mañana con la oportunidad para la segunda unidad que ofrece la Copa del Rey y ese duelo envenado ante el Nàstic que debe servir de examen para lo realmente importante.

Todo hace indicar que Sandoval pondrá en liza su quinto once distinto, aunque lo normal es que dé continuidad al sistema. La clave debe pasar ya por definir el estilo, por empezar a dejar claro el camino que a partir de ahora desea tomar este Córdoba para tratar de empezar a acumular alegrías que alivien su situación en la clasificación y despejen del horizonte los fantasmas que empiezan a aparecer. Habrá que esperar a ver qué dice la probeta del técnico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios