córdoba c.f.

Los primeros, a punto

  • El Córdoba ultima la contratación de los jóvenes valencianistas Nacho Vidal y Nacho Gil, si bien Luis Oliver advierte de que "hay que esperar a agosto para tener a gente competitiva"

Nacho Gil, con la camiseta del Valencia, presiona al bético Cristian Tello. Nacho Gil, con la camiseta del Valencia, presiona al bético Cristian Tello.

Nacho Gil, con la camiseta del Valencia, presiona al bético Cristian Tello. / antonio pizarro

"El entrenador querrá tenerlos ya, pero la experiencia nos dice que hay que esperar a agosto para tener a gente competitiva, y no tenemos prisa", dijo Luis Oliver ayer en el acto de presentación de Francisco como nuevo entrenador. El director general deportivo volvía a marcar así las pautas sobre las que quiere trabajar el Córdoba este verano, en el primer proyecto de inicio desde la llegada de Jesús León a la propiedad. Sin embargo, hay detalles que no sólo dependen del club blanquiverde, y los primeros fichajes podrían estar ya al caer, en lo que sería un primer salto de calidad al plantel cordobesista. Porque desde Valencia apuntan que el CCF ya ha cerrado el acuerdo para incorporar a los canteranos chés Nacho Vidal y Nacho Gil, sin sitio en el proyecto Champions de Marcelino García Toral pese a su paso reciente por Primera División.

Esta noticia confirmaría la tranquilidad con la que Oliver encaró la puesta de largo de "la pieza más importante del proyecto", cuando dejó caer que el CCF maneja "muchas opciones que se irán incorporando para mejorar el equipo que ya teníamos el año pasado" porque "estamos hablando con mucha gente, la secretaría técnica echa humo, no paramos". Así, los primeros frutos podrían ser estos dos jugadores del Valencia, sobre los que el Córdoba negocia. La duda estriba en la fórmula con la que arribarían a El Arcángel, bien en propiedad -en la ciudad del Turia cifran el trato en un millón- con una opción de recompra por parte del club levantino, o a préstamo.

Luis Oliver confirma el acuerdo cercano con Edu Ramos y las diferencias con Aguado

Ambos vienen de jugar en Primera el pasado curso. Nacho Vidal lo hizo, aunque con pocos minutos, en el Valencia, mientras que Nacho Gil salió cedido en enero a Las Palmas, donde tuvo más protagonismo. El primero es un lateral derecho de 23 años que apenas si contó para Marcelino el pasado curso, al verse superado en la rotación por Martín Montoya y hasta el central Rubén Vezo. De perfil ofensivo, jugó siete partidos ligueros y dos de Copa, y anotó un gol.

Por su parte, Gil es un extremo derecho de 22 años que puede desenvolverse también a pie cambiado. Tras destacar en el Valencia Mestalla, disputó el curso pasado diez partidos entre liga y Copa del Rey en el primer equipo valencianista, pero en invierno fue cedido a Las Palmas, con el disputó otros 14 encuentros más en la élite.

De concretarse la operación, serían las dos primeras piezas nuevas en un puzzle que Francisco no quiere que tenga más de 21 o 22, para dejar sitio a los jugadores que progresen desde el filial. Y en el que de no mediar sorpresa seguirá Edu Ramos y tiene muy difícil su continuidad Stefanovic, como ha informado el Día estos días.

Sobre el malagueño, Oliver indicó ayer que "el acuerdo está prácticamente cerrado", lo que quizás pueda dificultar la continuidad en el proyecto de un hombre que parecía con un sitio fijo: Bambock. Es al menos lo que se desprende de las palabras del director deportivo, que dio un plazo de "diez días" para saber si tanto el franco-camerunés como Montelongo -el otro jugador fichado el pasado enero que no pudo ser inscrito- ocupan un sitio en la nueva plantilla.

Un tiempo menor espera el club que ocupe la renovación de Sergio Aguza, con el que "estamos negociando", según palabras de Oliver, y la negociación para dar salida a Stefanovic, que no entra en la hoja de ruta del nuevo Córdoba pese a tener un año más de contrato. El silencio del máximo responsable técnico del club al ser preguntado por el serbio así lo atestigua.

Caso aparte es el de Aguado. El navarro no ocultó que la entidad está "teniendo más problemas" en el proceso para ampliar y mejorar las condiciones contractuales del medio jienense, si bien confía en que "se podrá cerrar". "Los representantes tienen muchas cosas que decir y es complicado, pero tiene dos años más de contrato y estamos tranquilos. Si el chico quiere estar aquí comprometido y pelear, estará, y si no...", señaló Oliver, que dejó caer "un par de ofertas de Primera para nosotros ridículas" para que salga el futbolista, cuya cláusula de rescisión, a la que últimamente ha remitido siempre el presidente, Jesús León, alcanza los seis millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios