córdoba c.f.

Las primeras decisiones

  • Francisco abre la puerta de salida a Bruno Montelongo, descartado para el segundo 'stage'

  • El técnico se lleva a 23 futbolistas para convertir los amistosos en simulacros de partidos

Montelongo, en el centro de la imagen, sigue el desarrollo de una jugada con Javi Galán, Víctor Mena, Aguado y el preparador físico, Sergio Pardo. Montelongo, en el centro de la imagen, sigue el desarrollo de una jugada con Javi Galán, Víctor Mena, Aguado y el preparador físico, Sergio Pardo.

Montelongo, en el centro de la imagen, sigue el desarrollo de una jugada con Javi Galán, Víctor Mena, Aguado y el preparador físico, Sergio Pardo. / juan ayala

Francisco empieza a tomar decisiones para dar forma a su primer proyecto en blanquiverde. Y en él no parece tener cabida el uruguayo Bruno Montelongo, el único de los 17 profesionales ahora mismo en nómina descartado por el técnico para el segundo stage de la fase de preparación, que el Córdoba comenzó ayer en Montecastillo (Jerez de la Frontera). La expedición cordobesista, formada por 23 jugadores, con tres porteros, estará en tierras gaditanas hasta el lunes y disputará dos amistosos, el primero hoy en Sanlúcar de Barrameda y el segundo para cerrar la concentración en La Línea de la Concepción. Dos pruebas más que el almeriense quiere convertir ya en simulacros reales de lo que está por venir, porque con el calendario ya en la mano, apenas quedan tres semanas para el arranque de la temporada 18-19 y aún tiene mucho trabajo por hacer.

Después de contar en Los Ángeles de San Rafael con un grupo de 27 futbolistas, Francisco empieza a aligerar el bloque con el que incidir en los conceptos tácticos que quiere para su CCF, siguiendo el patrón que ya deslizó en su puesta de largo de contar con un plantel corto. Ya al final del stage segoviano, el preparador dejó fuera a los jóvenes David Moreno y Andrés, desde entonces a las órdenes de Juan Marrero en el filial. Y ayer dio un paso más. Primero relevando al juvenil Llamas por Marcos Lavín, ya recuperado de las molestias con las que arrancó la pretemporada, para completar la terna de porteros, y luego al dejar fuera de la concentración en Montecastillo a Bruno Montelongo, al que ha abierto la puerta de salida. Un camino que ya ha tomado Jordi Ortega, que ya no entrenó siquiera por la mañana, al estar ultimando su rescisión de contrato.

El uruguayo, fichado en enero por la anterior dirección deportiva, no convence a FranciscoMarcos Lavín releva a Llamas, ya en la órbita del filial junto a David Moreno y Andrés

Porque a tenor de lo visto en los entrenamientos, el extremo uruguayo no convence a Francisco y esta decisión aparece como el primer paso para su desvinculación de un club en el que no ha podido siquiera estrenarse, y que de esta manera podría encontrar una primera fórmula para empezar a aligerar su límite salarial. Porque su sorpresivo fichaje en el pasado mercado invernal llegó a última hora y con el techo económico impuesto por LaLiga ya superado, lo que impidió tanto su inscripción como la de Franck Bambock, cuyo rendimiento sí está más acorde a lo que requiere el nuevo cuerpo técnico. Sin ficha desde entonces, su continuidad quedó cerrada con la permanencia por una cláusula.

Por si fuera poco, esta decisión del entrenador almeriense en vísperas del segundo stage sólo hace reforzar la idea que ya dejó entrever Francisco en el amistoso ante el Celta. Montelongo salió de partida en la segunda mitad, pero fue sustituido apenas 22 minutos después por Sebas Moyano. Lo llamativo fue que en el otro costado jugó hasta el final Zelu, uno de esos futbolistas incorporados este verano cuyo sitio parece estar a caballo entre el B y el primer equipo.

De momento, el jerezano sigue dentro de la dinámica del Córdoba, junto a otros futbolistas en parecida situación como Esteve, Víctor Mena y Alberto Quiles. Su objetivo, ganarse un sitio en un plantel que ayer perdió a Jordi Ortega y en el que ya cuenta como uno más Edu Ramos, que siguiendo con el plan previsto tras superar sus molestias en el tobillo izquierdo y su reintegración en la dinámica del equipo tendrá sus primeros minutos del verano esta noche ante el Sanluqueño.

Con el medio malagueño a punto, la expedición blanquiverde a Montecastillo quedó conformada por 23 jugadores, con tres porteros y la gran novedad de Marcos Lavín. Eso indica que Francisco quiere empezar a hacer de los amistosos ya pruebas lo más parecidas a lo que luego será la competición. De esta manera, el técnico cuenta con 20 jugadores de campo, lo que le permite alinear dos equipos diferentes en cada periodo, sin necesidad de tener que hacer ninguna modificación más en el transcurso del choque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios