córdoba cf

La mejoría es un hecho

La mejoría es un hecho La mejoría es un hecho

La mejoría es un hecho / álex gallegos

Por fin las buenas sensaciones del Córdoba empiezan a traducirse en puntos. Hace semanas que al equipo de Sandoval se le viene observando cierto progreso, pero hasta el momento esa mejoría no había ido aparejada a un gran botín en forma de victoria. Ese lastre se quedó atrás en el duelo contra el Extremadura, que sirvió a los blanquiverde para encadenar por primera vez en la temporada tres partidos sin conocer la derrota en la competición liguera. Además, el CCF ya está a solo un punto de la zona de permanencia y, aunque su situación sigue siendo complicada, parece haber abandonado momentáneamente una de urgencia que incluso amenazaba la continuidad del técnico en el banquillo cordobesista.

Y es que no solo los jugadores blanquiverdes han ganado confianza en las últimas fechas, también Sandoval ha conseguido sortear un mes duro en el que su puesto ha corrido peligro en más de una ocasión. Los resultados han tardado en llegar pero de momento el Córdoba puede respirar algo tranquilo, teniendo en cuenta que se encuentra en la pomada por la salvación, a las puertas de abandonar la zona pantanosa en la que lleva inmerso desde la segunda jornada.

Por vez primera en este curso, el CCF fue capaz también de remontar un resultado adverso

Ese pasito adelante se debe a los cinco puntos que el CCF ha sumado en los últimos tres partidos. El empate ante el Deportivo de La Coruña tuvo continuidad en Gijón y la victoria frente a un rival directo como el Extremadura reforzó esas dos igualadas, dibujando un panorama desconocido hasta ahora en lo que va de curso 2018-19.

De hecho, si los números se estiran hasta la Copa del Rey, competición en la que el equipo de Sandoval empezó a demostrar que algo estaba cambiando en el devenir de su temporada, y para bien, la racha actual del Córdoba es de dos victorias, dos empates y una sola derrota -la cosechada ante el Getafe- en los últimos cinco encuentros disputados. Un impulso muy positivo que le ha cambiado la cara al equipo y que ya por fin se nota también en la clasificación.

Eso en cuanto a los números, que realmente es lo importante alcanzar. Pero las sensaciones y el espíritu del vestuario cada vez muestran una mejor pinta. Esta semana, además, los hombres de Sandoval se han quitado el peso psicológico que supone ser el colista de la clasificación, posición que le cedieron directamente al Extremadura, que ahora ocupa el fondo de la tabla junto al Nàstic de Tarragona. Además de dejar muy tocado a un rival directo, los blanquiverdes dieron un paso importante para contar con un goal average particular que, quién sabe, puede terminar siendo muy importante al final de la temporada para definir los equipos que alcanzan sus objetivos.

Otro dato a tener en cuenta del triunfo del Córdoba ante el Extremadura es que los blanquiverdes por fin culminaron la primera remontada de la temporada, después de amagar en dos ocasiones, ante el Tenerife y el Deportivo de La Coruña, partidos en El Arcángel en los que el cuadro cordobesista sólo pudo salvar un punto después de empezar por detrás en el marcador. Esa barrera psicológica que supone el verse por debajo en el resultado y acabar solventando la situación es otro de esos lastres que la plantilla blanquiverde va soltando poco a poco para enderezar un desastroso comienzo de temporada.

Con esa dinámica, la mejor en su particular temporada, el Córdoba afronta un tramo del curso liguero que se antoja trascendental para culminar la escalada hacia la zona de permanencia. De momento, los blanquiverdes ya están a tiro de un punto de esos puestos y han salvado una situación en la que podía haber quedado ya a remolque de sus rivales más directos. Y eso, con los antecedentes con los que arrancó el equipo, ya es un factor para ser optimista respecto al futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios