Córdoba CF

La llegada de Vidal y Gil, una operación redonda

  • El CCF no desembolsará traspaso salvo en el caso de conseguir el ascenso a la Primera División

Nacho Gil protege el balón ante la presión de Rubén Pérez. Nacho Gil protege el balón ante la presión de Rubén Pérez.

Nacho Gil protege el balón ante la presión de Rubén Pérez. / Javier Lizón / efe

Los canteranos del Valencia Nacho Gil y Nacho Vidal tienen todas las papeletas para convertirse en los primeros fichajes oficiales por parte del Córdoba. El conjunto blanquiverde ultimaba el acuerdo con los representantes de los jugadores y con el club valencianista durante la mañana del pasado miércoles, cuando saltó en tierras levantinas la noticia de su inminente llegada a El Arcángel.

El trato, que en Valencia se da desde entonces por totalmente cerrado, no estaba cien por cien culminado en la noche del miércoles, como pudo confirmar el Día, aunque los detalles a resolver eran mínimos para que ambos jugadores se enfunden la blanquiverde en los próximos días. El aspecto principal de la negociación era la forma en la que los canteranos valencianistas se iban a desvincular del club ché para aterrizar en Córdoba. Ambas partes descartaron una cesión, por lo que el acuerdo alcanzado contemplaría un traspaso que diversos medios valencianos cifraban en torno al millón de euros.

Sin embargo, desde la propia capital del Turia llegaban ayer más detalles del trato alcanzado entre clubes. Fue el periodista Héctor Gómez, de Tribuna Deportiva, el que se encargó de aportar un nuevo escenario, mucho más realista dadas las limitaciones económicas con las que cuenta un club de Segunda División como es el Córdoba. Según dicha información, el Córdoba no tendría que hacer frente a ninguna cantidad económica en el momento de sellar el traspaso, aunque la entidad cordobesista se ha comprometido a abonar un millón de euros por el pase de Nacho Gil y otra cantidad bastante similar por el de Nacho Vidal en caso de lograr el ascenso a Primera División. Independientemente de ese compromiso, el Valencia mantendría una opción de recompra por ambos futbolistas durante su período en el Córdoba y también percibiría el 50% de un hipotético traspaso de alguno de sus dos promesas a un tercer club por parte del CCF.

De este modo, el Córdoba se ahorraría el pago de un millón de euros, cifra difícil de asumir a pesar de la valía de los jugadores, teniendo en cuenta que los traspasos también computan en el límite salarial marcado por LaLiga. De cerrarse la operación en los datos concretados, Luis Oliver y su equipo habrían logrado dos futbolistas de mucha proyección a un coste prácticamente cero. Un negocio redondo que debe confirmarse en las próximas horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios