Córdoba CF

"Estamos fuertes, está en nuestra mano"

  • Sergi Guardiola, "bastante mejor" de sus problemas físicos, tiene los cinco sentidos en "la final" del sábado

Sergi Guardiola dialoga con José Ramón Sandoval y el recuperador del equipo, Javi Poveda. Sergi Guardiola dialoga con José Ramón Sandoval y el recuperador del equipo, Javi Poveda.

Sergi Guardiola dialoga con José Ramón Sandoval y el recuperador del equipo, Javi Poveda. / jordi vidal

Sergi Guardiola fue suplente por primera vez desde septiembre el pasado domingo en León como consecuencia de unos problemas físicos -en la cadera y el aductor de su pierna izquierda- de los que ya se encuentra "bastante mejor". Tanto que ayer, en la primera de las tres sesiones a puerta cerrada dispuestas esta semana por Sandoval, trabajó con total normalidad con el grupo, abriendo de par en par la puerta a su regreso a la titularidad el sábado para "la final" ante el Huesca.

Un partido al que tanto los cordobesistas como los oscenses llegan con "poco margen de error" para alcanzar sus respectivos objetivos: la permanencia en el caso del Córdoba y el ascenso directo en el caso del Huesca. "Ojalá sea un partido largo en el que hasta el final cualquiera pueda sumar o restar puntos", advirtió Guardiola, acaso ahora mismo el jugador más determinante de la escuadra que dirige José Ramón Sandoval.

Sin embargo, el jumillano prefiere restarse presión y apuntar al colectivo, que tiene que mejorar, sin lugar a dudas, la versión ofrecida en el Reino de León para tener opciones de triunfo. "No fue nuestro mejor partido, de ninguno, no salió, pero eso ya está olvidado; sólo pensamos en la final del sábado", argumentó el pichichi cordobesista, autor de 21 tantos en lo que va de temporada, 19 de ellos en el campeonato liguero, incluido el que maquilló el resultado en El Alcoraz (3-1) en la primera vuelta.

De entonces a hoy muchas cosas han cambiado en el Córdoba, que tras mostrarse incapaz de frenar su caída ahora vuelve a tener vida y a soñar con la salvación de su plaza en la categoría de plata. "Todos hubiéramos firmado estar a tres puntos a falta de cinco jornadas. Estamos fuertes y sabemos que lo tenemos en nuestra mano", explicó Sergi Guardiola, al que no se le pasa por alto que el Almería, que tiene que visitar El Arcángel, es el que marca la frontera en estos momentos.

"Nuestro objetivo es la salvación y si sabemos que si ganamos al Almería estamos igualados. Los puntos valen lo mismo en León o ante el Huesca", se sinceró el ariete blanquiverde, que durante su comparecencia no se cansó de tildar de "final" el choque del sábado ante el Huesca.

Y eso es algo que sabe muy bien también la afición, elemento fundamental en la reacción de los últimos dos meses: "En casa somos fuertes y debemos seguir siéndolo. Va a ser un partido bonito porque los dos equipos nos jugamos mucho, pero nosotros nos sentimos arropados y ojalá los puntos se queden aquí". Que así sea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios