córdoba cf | cd numancia

¡Por fin rueda el balón!

  • El Córdoba aparta la convulsión del verano para tratar de arrancar con una victoria que dé un empujón a un proyecto que ya camina

  • Sandoval, pendiente de Pawel, Edu Ramos y Piovaccari

Para olvidar la convulsión, nada mejor que echar a rodar el balón. El nuevo proyecto del Córdoba, que por fin empieza a dar pasitos hacia adelante tras liberarse, en parte, de los grilletes de LaLiga como consecuencia de los excesos del pasado, arranca hoy en El Arcángel una temporada que volverá a poner a prueba el corazón, la paciencia y el saber estar de una afición que respondió ante la nada y ahora está obligada, una vez más, a darlo todo por ejercer de bastión de un equipo reconocible a más no poder. Porque la noria que es la vida y también el fútbol ha devuelto al banquillo a José Ramón Sandoval, y el peaje de aquella milagrosa salvación firmada hace un par de meses apenas si ha permitido al club rebuscar en el mercado. Son los que están, y hasta que se demuestre lo contrario, son los mejores.

Claro está que ahora que empieza la guerra de verdad, la del verde y no esa que ya llega a cansar en los despachos, toca demostrarlo con la pelota de por medio. Enfrente estará un Numancia remozado con el sello del toque y la posesión de López Garai, un equipo de esos en los que fijarse cuando toca tirar de imaginación para hacer bien las cosas. Sin aires de grandeza, viene de quedarse a un paso de subir a Primera, aunque ahora de nuevo su objetivo será salvar la categoría con calma y desahogo. El mismo que busca el Córdoba, como no puede ser de otra manera, porque todo lo que llegue de más ya sería un regalazo tal y como se ha ido desarrollando un verano en el que se habló de todo menos de fútbol. Y eso siempre es malo.

Pero al menos hoy, eso ya no será así cuando el reloj marque las diez de la noche. Quizás antes aún haya lugar para alguna charla extra, cuando se conozca la convocatoria de Sandoval. Porque el club está pendiente de resolver varios casos, de diferente dificultad. Por un lado, la inscripción de Pawel y Edu Ramos, complicada porque cobran más del mínimo; de otro, la llegada del transfer de Piovaccari, que debe llegar de Italia. Es la gran incógnita en la previa, saber si dos piezas básicas y el único delantero puro del plantel, con apenas un entrenamiento, pueden estar para el estreno. El pleno sería otro capítulo milagroso, pero...

Con independendia de quién juegue, lo que sí parece claro es que el Córdoba intentará ser un equipo sólido y solidario, intenso ya desde el banquillo, y comprometido con una afición que esta vez no va a llenar el estadio, aunque su papel resultará igual de trascendente. Sandoval ya avisó ayer que ansía que todo sea una continuación de aquella última batalla ganada ante el Sporting. De salida lo será en el planteamiento, con tres centrales, dos carrileros, tres volantes y dos puntas móviles, pues es lo que hay a día de hoy arriba; si luego lo es en el marcador también... Esto empieza ya y, como diría el amigo Carlos que hoy volverá a su lugar en la cabina, quedan formalmente invitados al espectáculo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios