córdoba cf

Por fin competencia real

  • La convincente actuación en la Copa del Rey abre la posibilidad de modificación en el once continuista de Sandoval

  • Los laterales y la medular, las zonas con más opciones de cambio

Por fin competencia real Por fin competencia real

Por fin competencia real

Han tenido que pasar once encuentros oficiales (nueve de liga y dos de Copa) y tres meses de competición para que por fin pueda hablarse de competencia real en la plantilla del Córdoba. Hasta el momento, todos los volantazos en las alineaciones, y no han sido pocos, pegados por José Ramón Sandoval tenían como objetivo encontrar una reacción, hacer que el equipo arrancara de una vez por todas. Ahora, precisamente cuando el técnico había optado por la continuidad (sin hallar tampoco la regularidad en los resultados ni el juego), de verdad tiene la oportunidad de agitar el bloque con el aval de la meritocracia. Porque la convincente actuación copera en Elche ha vuelto a abrir de par en par la puerta de la titularidad a un buen puñado de jugadores, que ya han pedido un sitio para la cita de mañana ante el Deportivo (El Arcángel, 20:00) aprovechando que sus rivales tampoco terminan de brillar. Los laterales y el centro del campo son, sobre el papel, las demarcaciones más propicias para las modificaciones, toda vez que la portería está segura, el eje de la defensa es lo que hay, y el tridente ofensivo está respondiendo, con más o menos luces, en la mayoría de los compromisos.

Después de un partido como el de El Sadar en el que la oleada de ataques de Osasuna llegaron por fuera, la posición en la que quedaron Loureiro y Quezada no es precisamente buena. Sobre todo si luego se tiene en cuenta el rendimiento que ofrecieron sus recambios, Fernández y Javi Galán, en el duelo copero ante el Elche en el Martínez Valero. Ambos no sólo tuvieron una actuación solvente en las tareas defensivas, que son las que deben primar ahora para taponar la sangría de goles encajados, sino que supieron elegir bien cuándo desdoblarse en ataque para crear peligro de manera constante, hasta el punto de que el pacense terminó por hacer el tercer gol del partido en un mano a mano. Con esos condicionantes, y teniendo en cuenta la diferencia de intensidad del rival por jugar un torneo a todas luces secundario, no sería de extrañar que Sandoval se decidiera a agitar de nuevo las bandas y recuperar su plan original, ahora que los teóricos titulares ya han recibido el castigo del banquillo.

Fernández, Galán, Lara o Vallejo piden un sitio viendo la irregularidad de sus 'rivales'...Por primera vez los cambios pueden ir por meritocracia y no para buscar una reacción

También hay argumentos de sobra para esperar novedades en el centro del campo, que no acaba de tener un rendimiento óptimo a pesar de haber sido la demarcación con más cambios -es la que tiene más alternativas, de largo- desde el arranque de la temporada. Dentro de ese puesto de mediocentro de contención o posicional, Vallejo apretó de lo lindo las tuercas a un Bambock que cuenta con la plena confianza del cuerpo técnico sin haber acabado de quitar todas las dudas tácticas que rodean su juego. Unas lagunas que volvieron a quedar en entredicho en El Sadar para perjuicio del grupo. Y junto a él, dando por segura la presencia de Álvaro Aguado pese a su irregularidad, Javi Lara se puso en Elche en plan reivindicativo para postularse como titular en ese tercer vértice del trivote de la medular que en los dos últimos partidos, sin terminar de destacar, ha hecho suyo Quim Araujo. El montoreño puede tener a su favor no sólo su buen papel en el Martínez Valero, con y sin balón, sino que la presencia de Blati Touré no es segura porque llegó ayer de los compromisos con la selección de Burkina Faso y sólo se ejercitará esta mañana con el resto de sus compañeros.

En el resto de las posiciones, dejando a un lado la portería de la que es dueño y señor Carlos Abad, y el eje de la defensa donde sólo están disponibles Quintanilla y Luis Muñoz, también podría haber cambios, pero no se esperan. Porque a pesar del buen papel de Sebas Moyano, De las Cuevas y Erik en la Copa del Rey, Jaime Romero, Jovanovic y Piovaccari tienen argumentos más sólidos para pensar en que continuarán liderando la ofensiva blanquiverde. Claro está que el rendimiento de los ahora suplentes garantiza alternativas más fiables para el desarrollo del partido ante un Deportivo que tiene la cuarta mejor defensa de la categoría (7 goles recibidos), aunque lo que es más importante, apenas si recibe tiros de sus rivales en posición ventajosa, lo que hace de Dani Giménez el meta con menos paradas del campeonato (16). Es el camino más corto hacia el éxito, y el que tiene que mantener el Córdoba en El Arcángel, donde sólo ha encajado un gol en los últimos cuatro partidos, para poder crecer en la clasificación. Porque de lo contrario...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios