El Escáner | Jornada 8

Dos años después, el Córdoba CF volvió a golear en El Arcángel

  • El conjunto blanquiverde no vencía por tres goles o más en su estadio desde diciembre del 2018

  • Piovaccari fue protagonista también con un doblete en aquel triunfo ante Las Palmas (4-1)

Piovaccari y Alberto del Moral celebran el cuarto gol del Córdoba CF ante El Ejido. Piovaccari y Alberto del Moral celebran el cuarto gol del Córdoba CF ante El Ejido.

Piovaccari y Alberto del Moral celebran el cuarto gol del Córdoba CF ante El Ejido. / Juan Ayala

El gran partido que protagonizó el Córdoba CF ante El Ejido, coronado por la victoria por 4-0, supone un cierre idílico para el 2020 en lo que a la competición liguera se refiere. El conjunto blanquiverde hizo por fin disfrutar a su afición en una temporada que estaba siendo más dura y menos satisfactoria de lo previsto. Los goles del equipo de Pablo Alfaro levantaron de sus asientos a los 400 aficionados que acudieron a El Arcángel y  a los muchos más que siguieron el partido desde sus casas. Y es que una goleada en el feudo blanquiverde no es algo habitual en los últimos tiempos. De hecho, hacía dos años que el Córdoba no daba una alegría de este tipo a sus aficionados.

Entendiendo como tal un triunfo por tres goles o más de diferencia, la última gran actuación del Córdoba ante su público data de hace dos años casi exactos. Fue el 13 de diciembre de 2018, cuando los blanquiverdes endosaron un 4-1 a Las Palmas para cerrar el año natural con una sonrisa, en una temporada que no fue precisamente buena y que acabó con el descenso del club a Segunda División B.

De aquel encuentro, apenas dos futbolistas sobreviven en el plantel blanquiverde: Miguel de las Cuevas y Federico Piovaccari. Este último incluso salió del club para volver un año más tarde a vestir la blanquiverde. El italiano, precisamente, fue protagonista de aquel duelo ante Las Palmas con un doblete, como ante El Ejido, en una victoria que completaron Jaime Romero y Andrés Martín, para dejar en anécdota el gol de Rubén Castro para los canarios.

Aquel último alegró dejó paso a dos años oscuros en lo deportivo para el Córdoba, que tienen el reflejo más claro en los números del equipo en El Arcángel. Entre esas dos goleadas, el equipo blanquiverde ha jugado 28 partidos en su estadio, con un balance bastante discreto de 12 victorias, seis empates y 10 derrotas.

Además, para calibrar el valor de la victoria abultada conseguida ante El Ejido, basta con comprobar que el último triunfo por cuatro o más goles conseguido por el Córdoba data del 20 de diciembre de 2017, cuando el equipo cordobesista endosó un 5-0 al Reus, con tres goles de Sergi Guardiola y dos de Sergio Aguza, en otro cierre de año alegre en el Arcángel.

Los números, desde luego, ponen en evidencia que al conjunto cordobesista se le da bien eso de anotar muchos goles ante su afición en los partidos que vienen a cerrar el año natural.

Alfaro y el aval de los números

Más allá de las estadísticas históricas del Córdoba CF, el duelo ante El Ejido deja una constatación clara: el club ha conseguido con Pablo Alfaro el revulsivo que buscaba para reactiva al equipo. Al margen del juego, en franca mejoría desde lo visto en Murcia en el estreno del técnico aragonés, los números avalan el cambio en el banquillo. En dos partidos, Alfaro ha hecho pleno de puntos con su equipo y ha conseguido cinco goles a favor y cero en contra. Unas cifras espectaculares, pese a que la muestra de partidos es todavía corta porque el preparador maño apenas lleva diez días en el club.

Ante El Ejido, se pudo comprobar el paso adelante que Alfaro ha conseguido en el juego colectivo de su equipo. El técnico ha sabido construir desde algunos aspectos muy positivos que ya tenía el Córdoba de Sabas, como la solidez defensiva mostrada por momentos. Con balón, los brotes verdes empiezan a asomar y el equipo ya fue capaz de discutirle la pelota a un rival con predilección por ella como los almerienses, lo que facilitó una cantidad de ocasiones notable ante la portería de Cristian Arco.

La prueba de fuego para el cambio de dinámica del Córdoba llegará en el cierre de la primera vuelta, en la visita al Betis Deportivo. Los filiales están siendo la bestia negra para el conjunto blanquiverde esta temporada. Ante el Recreativo Granada no pasó del empate (1-1) y el Sevilla Atlético asaltó El Arcángel (1-2) dejando a Sabas en la cuerda floja. El 10 de enero, el conjunto cordobesista se medirá al tercer filial en discordia, un Betis Deportivo que no conoce la derrota desde la primera jornada del campeonato.

Terceros ya en el Grupo IV

A ese choque que significará el ecuador de la primera fase de la competición, el Córdoba llegará situado en la tercera posición del Grupo IV, teniendo en cuenta los guarismos del subgrupo propio, el B, y también del A. En esa clasificación unificada, el Córdoba solo es superado por el UCAM Murcia, que tiene 17 puntos, y por el Algeciras, que suma 16. Los algecireños, eso sí, tienen dos partidos menos jugados por sendos aplazamientos debido al coronavirus.

Con los mismos 14 puntos que el Córdoba está el Linares, mientras que con 13 quedan ya por detrás el Real Murcia, el Recreativo Granada y el San Fernando. Los dos triunfos seguidos que ha encadenado el Córdoba devuelven a los blanquiverdes a la zona en la que por calidad y aspiraciones deben estar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios