córdoba c.f.

El complejo caso Guardiola

  • El club blanquiverde depende de las posibles ventas del Getafe para rehacer la operación del delantero y solventar sus problemas económicos

  • Los madrileños, aún centrados en sus altas

Jesús León, junto a Sandoval, en la presentación del madrileño como técnico del Córdoba. Jesús León, junto a Sandoval, en la presentación del madrileño como técnico del Córdoba.

Jesús León, junto a Sandoval, en la presentación del madrileño como técnico del Córdoba. / jordi vidal

El Córdoba sigue peleando contra los elementos y principalmente contra el tiempo en su intento de desbloquear el límite salarial que ahoga la posibilidad de incorporar jugadores y ni tan siquiera inscribir a algunos de los que ya están en su plantilla. Para elevar el techo de gasto, el club tiene alguna vía abierta como el patrocinio de la camiseta pero es de sobra conocido que la renegociación en la operación de Sergi Guardiola con el Getafe es la principal alternativa que maneja desde hace semanas Jesús León. Sin embargo, la situación es compleja y no tiene visos de arreglarse en un plazo inmediato, pues el conjunto madrileño anda centrado en completar su plantilla y, después de varias inversiones ya efectuadas en fichajes, no parece fácil que desembolse una importante cantidad por un jugador que ya tiene asegurado.

Ayer fue el director deportivo del Getafe, Nico Rodríguez, el que reconoció que "se han retomado las negociaciones para tratar de ayudar al Córdoba". El máximo responsable de la parcela deportiva en el club azulón refrendó las palabras de su presidente Ángel Torres, al apuntar que "no es una situación fácil, pero en la medida de que nuestro presidente pueda ayudar al Córdoba, por su comportamiento, lo hará".

"Se han retomado las negociaciones para ayudar al CCF", apuntó ayer Nico Rodríguez

Esa ayuda de la que habla Nico Rodríguez no es otra que convertir la cesión de Sergi Guardiola en un traspaso, que debería rondar los cuatro millones de euros para que el conjunto blanquiverde pueda compensar esos "entre dos y tres millones" de déficit que reconoció Jesús León el pasado lunes.

Y lo cierto es que tal desembolso por parte del Getafe no se antoja fácil ni inminente. Los madrileños andan inmersos en la búsqueda de refuerzos y pretenden incorporar a un lateral derecho, un mediocentro y un hombre de banda. Además, también se habla del interés por conseguir la cesión de Raúl de Tomás por parte del Real Madrid. Esas operaciones, sin embargo, están sujetas a las salidas que el club getafense pueda dar en su plantel, pues su límite salarial también aprieta, como el de la mayoría de los clubes modestos, y es necesario cuadrar los números.

Después de acometer importantes inversiones en jugadores como Maksimovic, Ignasi Miquel o Iván Alejo, el Getafe dispone de poca capacidad para seguir abonando traspasos y, desde luego, no parece dispuesto a hacer un gran esfuerzo por hacerse con el pase de Guardiola, un jugador que ya tienen asegurado hasta el 30 de junio de 2019 por la ventajosa operación que cerraron el pasado 22 de junio con el Córdoba.

Tal escenario podría variar si del plantel azulón salen jugadores como Djené, Gaku Shibasaki o Ángel Rodríguez. Por el primero de ellos al Getafe le han llegado suculentas ofertas del fútbol inglés. Sin embargo, el club madrileño se remite a su cláusula de rescisión, cifrada en 35 millones. El caso se resolverá como muy tarde mañana, pues a las 19:00 hora española quedará cerrado el mercado de fichajes en Inglaterra. Un potente ingreso por Djené facilitaría mucho la operación Guardiola, pero el jugador parece a gusto en España y los madrileños tampoco están por la labor de negociar a la baja por uno de sus grandes activos.

Otros posibles traspasos del club azulón son los del japonés Shibasaki o el tinerfeño Ángel Rodríguez. Por el internacional nipón, de momento, las ofertas no convencen a Ángel Torres, mientras que la salida del ariete no parece sencilla y tampoco dejaría en caja demasiados beneficios.

En caso de concretarse alguno de esos traspasos, el Córdoba todavía tendría que aguardar a que el club madrileño termine de configurar su plantilla para entonces abordar de pleno la renegociación por Guardiola, que en caso de producirse será casi con total seguridad a la baja. Y es que parece evidente que, a pesar de la voluntad de ayudar al CCF mostrada por Ángel Torres, el presidente del club madrileño intentará aprovechar la delicada situación del Córdoba para conseguir la propiedad del jugador en unas condiciones ventajosas. En ese sentido, Jesús León ya avisó de que no malvenderá a ningún futbolista, pero a día de hoy la operación con el ariete jumillano es la única capaz de arreglar de un plumazo el grave problema que el Córdoba arrastras con su límite salarial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios