córdoba c.f.

Con agosto, ¿la solución?

  • Jesús León satisface la última parte del pago pendiente este verano con Carlos González y se compromete a liquidar la operación en un año

  • Acercamiento con el Getafe por Guardiola

Jesús León, durante su última comparecencia en la sala de prensa en El Arcángel. Jesús León, durante su última comparecencia en la sala de prensa en El Arcángel.

Jesús León, durante su última comparecencia en la sala de prensa en El Arcángel. / jordi vidal

Se fue julio, y con él el cordobesismo espera que se vaya de una vez por todas la incertidumbre en la que vive sumida una entidad que encara el mes de agosto con perspectivas mejores. En verdad, otra no queda. Porque tras dos meses en los que el protagonismo ha estado en lo extradeportivo, sin que siquiera la vuelta al trabajo de la plantilla lo evitara, ya va tocando convertir al equipo, el balón y todo lo que lo rodea en el eje sobre el que pivotar el futuro. Es la única manera de calmar los ánimos, revueltos, y encarar con alguna garantía de éxito una temporada 18-19 que ha comenzado torcida, si bien ya debe enderezarse.

Desde el club confían en que esta semana empezará a cambiar el paso. De momento, el presidente, Jesús León, empezó ayer a dar las primeras zancadas para que sea así. A caballo entre Córdoba y Madrid, el dirigente montoreño solventó por la mañana el último pago pendiente de julio a Carlos González, y por la tarde vivió un primer acercamiento con el Getafe por Guardiola. En ambos casos, el optimismo reina, aunque hasta que no se traduzca en hechos...

León abonará en enero 0,5 millones y el resto, hasta un total de 4,5, en julio del próximo añoEl entorno de Guardiola también ve con cierto optimismo las opciones de llegar a buen puerto

De un lado, Aglomerados Córdoba satisfizo los 500.000 euros restantes para finiquitar el tercer pago a Azaveco. Y no sólo eso, sino que según el plan establecido por León y González hace semanas, firmaron un nuevo contrato de compraventa, con nuevas condiciones. De un lado, el actual dirigente se compromete a liquidar la operación en el plazo de un año, con tope julio de 2019, con el abono de otros 500.000 euros en enero y los 4,5 millones restantes al finalizar la campaña. De otro, la anterior propiedad se garantiza un 15% más de beneficio de una futura venta de la sociedad, pasando del 10% estipulado el pasado enero a un 25%.

Pero por mucho que esa noticia es importante para la estabilidad, lo que realmente tiene en jaque al club es el problema del límite salarial que imposibilita cualquier movimiento en el mercado, algo necesario a más no poder por un equipo cogido con pinzas y que está muy lejos del proyecto inicialmente previsto. Y en eso León dio ayer un avance acercando posturas con el Getafe en la renegociación por el pase de Guardiola.

De momento es apenas un paso más dentro de un proceso que el presidente blanquiverde siempre ha visto con optimismo, una sensación que no es exclusiva de él. Y es que, sin ir más lejos, el entorno del futbolista, y hasta él mismo, que la pasada semana estuvo en la ciudad viendo a sus excompañeros, se muestran seguros de que todo se solucionará en un breve espacio de tiempo.

Quedan por ver las condiciones impuestas por el club madrileño, el único que no tiene prisa en toda esta historia, pues ya en junio se garantizó a Guardiola para el curso venidero por un préstamo con opción de compra a 30 de junio. Lo que parece claro es que el Córdoba está dispuesto a hacer todo lo que está en su mano para que la negociación llegue a buen puerto. León tiene claro que es imposible que el Getafe satisfaga su petición por encima de los 5 millones, pero también que esa es una buena manera de empezar para luego rebajar el precio y obtener los 2,5 o 3 que ya aliviarían un problema que en julio no ha tenido solución y que ojalá la tenga en agosto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios