Entrevista a Adrián Fernández-Romero | Consejero del Córdoba CF

  • A pocos días de que se cumplan dos años de la llegada de Infinity al Córdoba CF, el consejero que lidera el área deportiva pasa revista a un proyecto que sigue siendo ambicioso: "Si nos dejan y tenemos tiempo, vamos a llegar a la máxima categoría del fútbol español, pero paso a paso"

Adrián Fernández-Romero: "Más reinvención de un club en menos tiempo, no se puede"

Adrián Fernández Romero, consejero del Córdoba CF, charla con Germán Crespo en El Arcángel. Adrián Fernández Romero, consejero del Córdoba CF, charla con Germán Crespo en El Arcángel.

Adrián Fernández Romero, consejero del Córdoba CF, charla con Germán Crespo en El Arcángel.

Juan Ayala

Escrito por

· Rafael Cano

Redactor

El próximo 5 de diciembre, Infinity cumplirá dos años desde que desembarcó en el Córdoba CF. 24 meses que han dado para mucho en una entidad que empieza a recuperar el pulso en lo deportivo después de un par de serios varapalos, y que sí está mucho más estabilizada en el aspecto social y económico. Del punto en el que se encuentra el proyecto del fondo de inversión bahreiní, así como de las ambiciones futuras, habla con el Día Adrián Fernández-Romero (Madrid, 1980), el consejero encargado de la parte deportiva. Horas antes del duelo de Copa del Rey ante el Sevilla, en él se palpa la emoción por un partido especial por su pasado en el Real Betis y su simpatía hacia el club verdiblanco, aunque también hay tiempo para repasar con más calma lo que el futuro a corto y medio plazo debe deparar al Córdoba CF

-En la previa de un partido grande para el Córdoba CF, ¿cómo se vive desde dentro del club?

-Primero con ilusión y alegría, porque para nosotros es un reto y los que somos competitivos lo tomamos así. Económicamente es un incentivo también, porque va a repercutir en nuestras arcas de una forma muy interesante, teniendo en cuenta que jugamos en una categoría deficitaria.

-En el aspecto deportivo, viene el peor rival que podía tocar. No sé si lo comparte.

-Creo que es el rival más fuerte que nos podía tocar, además el Sevilla las competiciones que juega a ganar son estas. Todo el mundo aspira a todo y ellos no renuncian a liga y Champions, pero donde se han hecho fuertes y han ganado títulos es en la UEFA y en la Copa del Rey. Es su torneo, con lo cual para nosotros el rival es durísimo.

-¿Qué espera del Córdoba CF?

-Creo que vamos a estar a la altura y al nivel del partido. Nuestros futbolistas son competitivos, sea el once que sea. Son profesionales y tienen una calidad muy alta y lo están demostrando. Van a estar a la altura. Luego el resultado será el que tenga que ser. Los favoritos son ellos, pero vamos a competir, eso es seguro.

"Creo que vamos a estar a la altura y al nivel del partido, nuestros futbolistas son competitivos"

-Hablando de copas, la Copa RFEF ha sido una gran alegría, la primera de Infinity en el club.

-Es un título nacional, nuevo y que somos los primeros en ganarlo, con lo cual es un hito histórico. Para el Córdoba CF, en su historia, es el primer título de copa nacional de relevancia que tiene y para la era Infinity es la primera conquista. Espero que la primera de muchas, pero sí, es una gran alegría. Aunque la euforia se disipa, porque tenemos que pensar en la liga, esto lo tenemos ya, la medallita la llevamos colgada.

-La alegría también ha llegado a la propiedad. ¿Qué les transmiten?

-Están muy contentos. Yo ahí coincido con ellos en pensar que esto es una alegría, que confirma que estamos haciendo un buen trabajo, pero esto no es tocar techo ni nada de eso. El Córdoba CF es una entidad que se merece mucho más, esto hay que darlo por hecho y seguir.

-También supongo que la marcha del equipo reafirma la apuesta de este pasado verano por la continuidad.

-Es la ratificación de que el proyecto, aunque el año pasado no salió bien porque los números fueron malos, estaba poniendo sus bases. Esto no se construye de cero, había un trabajo ya hecho. A Germán Crespo lo trajimos nosotros, no estaba aquí. Los futbolistas han venido por fases, muchos este verano, pero dentro de la estructura de club que se empezó a hacer cuando desembarcamos.

-El 5 de diciembre se cumplen dos años de Infinity en el club. 24 meses solo, pero que han dado para mucho.

-Han sido dos años dificilísimos, de un sufrimiento enorme. Yo lo he pasado muy mal y creo que igual mis compañeros. Ahora los frutos se van viendo y al final te recompensa, pero hemos pasado de todo. Compramos un club al borde de la desaparición, con crisis e incendios en todas sus áreas y a todos los niveles. Cuando entramos, empezamos a limpiar y nos coge una pandemia. Sinceramente, mi opinión es que más limpieza y más saneamiento, más reinvención de un club en menos tiempo, no se puede. Es que además hemos tenido una pandemia de por medio. Ahora con perspectiva, pienso que lo que nos pasó el año pasado, era lo que más probablemente nos iba a pasar. Fue un fracaso, está claro, pero la excepción hubiera sido que con ese contexto todo hubiera salido bien. El ambiente seguía turbio, hay que recordar que nos inscribieron con la liga empezada del año pasado, los pleitos todavía por doquier, había contratos de futbolistas caros, sin rendimiento y acomodados... Fueron muchas cosas. Que no significa conformismo. Un fracaso hay que asumirlo y por eso Miguel Valenzuela se fue, pero lo normal es lo que nos pasó.

"Nos hacía falta un año de tranquilidad, de empezar desde abajo para poder construir desde cero"

-¿En qué punto está el proyecto de Infinity?

-Estamos reconstruyendo y haciendo equipos a la medida de las categorías en las que estamos, para ser competitivos y ascender, con futbolistas que te valen para la siguiente temporada pero que están pensados principalmente para esta, con contratos adaptados en tiempo y coste a la categoría. La idea es crecer paso a paso. Yo creo que si nos dejan y tenemos tiempo, vamos a llegar a la máxima categoría del fútbol español. Pero eso, pasito a paso.

-Viendo la marcha del equipo, ¿es de los que piensan que el paso atrás acabará viniendo bien si se consigue mantener esta dinámica en el tiempo?

-Siendo optimista, siempre hay que verle el lado positivo a las cosas y yo creo que nos hacía falta un año de tranquilidad, de empezar desde abajo para construir desde cero. Está siendo un año en el que con facilidad las cosas fluyen, los jugadores se sienten futbolistas y el equipo, a pesar de la categoría, le está dando alegrías a su afición. Esto nos va a venir muy bien. Ojalá hubiéramos subido a Segunda, pero esto nos vendrá bien.

-Imagino además que viendo el rendimiento del equipo, se puede pensar con más seguridad en los próximos pasos del proyecto.

-Efectivamente, y volviendo a hacer un equipo adaptado a lo que sería esa categoría, polivalente en el sentido de los contratos de la plantilla, adaptados a plazo y precio a la categoría, con opciones de renovación por objetivos. Tenemos que construir paso a paso. La base está hecha, el entrenador es nuestra apuesta. Personalmente lo fue desde el minuto uno. Yo no tuve a nadie más en la cabeza, había que valorar otras opciones pero yo lo tenía claro. Tenemos una dirección deportiva profesionalizada y unas estructuras para llegar lejos con ellas, pero lo demás es ir paso a paso, con equipos adaptados a la categoría en la que estemos.

-Han encontrado en Germán Crespo una de las piezas clave del proyecto. ¿Tienen en mente tratar de asegurarse su continuidad más allá del contrato actual que tiene?

-Cuando nos pusimos a analizar en verano, yo no tuve dudas y fue mi opción para someter a debate. Las condiciones que se le han ofrecido son suculentas y razonables para él y para el club. El año que viene tiene algo más que recompensado. De momento no hay que pensar en más, porque el fútbol no tiene memoria y eso te lleva a desenfocar el objetivo.

"La base está hecha, el entrenador es nuestra apuesta. Personalmente lo fue desde el minuto uno"

-¿Le toca un mercado de invierno calmado al Córdoba o acabará llegando algún fichaje?

-Si hay oportunidades sí, pero no lo vemos como un objetivo marcado. Estamos abiertos a oportunidad, el equipo está trabajado, pero es un mercado que no es una ventana de necesidad.

-Volviendo al partido de Copa ante el Sevilla, supongo que para usted no es un partido más.

-Para mí es triple especial. Yo tengo muy buena amistad con miembros del consejo de administración del Sevilla y de su staff, pero como aficionado de esa otra mitad de la ciudad, que siempre está dividida entre verdes y rojos, para mí es un reto, un partido muy especial.

-¿Ve motivos para soñar con la victoria?

-Sin entrar en dar números, creo que opciones de ganar vamos a tener. Nuestro equipo está demostrado que siempre compite. Opciones habrá, pero no hay que olvidar que ellos son los favoritos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios