Córdoba CF

Tranquilidad sin relajación

  • El Reus, con la permanencia asegurada hace varias jornadas, llega al encuentro con hasta cinco bajas

Miramón y Yoda tratan de frenar el avance de Machís (Granada). Miramón y Yoda tratan de frenar el avance de Machís (Granada).

Miramón y Yoda tratan de frenar el avance de Machís (Granada). / Álex Cámara

El Reus, que certificó su permanencia matemática en la categoría hace varias jornadas, ha vuelto a exhibir este curso, al igual que hiciera en el anterior, que es un equipo muy rocoso, compacto y bien armado. Así, el cuadro rojinegro ha fraguado su permanencia a base de lucha, garra, una alta preferencia por el juego de toque, la obsesión por el control de la posesión y del partido, y la máxima rentabilidad de los goles anotados. Con todo, la llegada de López Garai al banquillo, al margen de dar continuidad al estilo implantado por Natxo González, ha introducido el sometimiento del rival a base de balones largos y centros al área.

sin balón

López Garai compone su equipo armándolo desde su zona defensiva, con acumulación de jugadores que aporten esa seguridad en campo propio. Además, lo ha dotado de una mayor frescura ofensiva, lo que provoca espacios en la zona defensiva. Durante la temporada ha variado entre el 4-2-3-1 en situaciones de inicio de partido, el 4-4-2, el 4-1-4-1 o el 4-3-3 cuando el resultado le ha obligado a destaparse en busca del gol.

Con Edgar Badía en portería, los laterales suelen ocuparlos Miramón y Álex Menéndez, dos piezas muy importantes en su esquema. Desde la derecha se proyecta Miramón, un jugador de banda reconvertido que defiende bien y crea peligro llegando arriba y colocando buenos centros. En el perfil izquierdo suele jugar Álex Menéndez, jugador rápido, que cumple atrás y que tiene un marcado perfil ofensivo. Y por el centro, la baja por sanción de Jesús Olmo podría obligar de nuevo al técnico a tirar de Tito para formar junto al cordobés Pichu Atienza, en lo que sería una dupla contundente y con un excelente juego aéreo.

con balón

El Reus es un equipo que ofrece seriedad y orden, siendo correoso y difícil de batir. Esto se debe sobre todo al gran equilibrio y solidez que ofrecen Juan Domínguez y Gus Ledes en el centro del campo. El portugués destaca por su polivalencia, pues igual actúa de destructor como de constructor, con enorme técnica y buen golpeo.

Las bandas también se presentan como una importante amenaza a la hora de realizar la transición defensa-ataque gracias a la velocidad de Yoda y Fran Carbiá, jugadores que además de calidad, desborde, profundidad, velocidad y descaro, se compenetran a la perfección con los laterales. Ambos ofrecen peligrosos centros laterales hacia Lekic, una de las referencias ofensivas junto a Vitor Silva, Máyor, Édgar Hernández o Borja Fernández.

lo mejor

Enorme solvencia defensiva.

lo peor

Carencia de gol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios