Córdoba CF

Trabajar sin complejos

  • El Almería, después de tres derrotas en las primeras jornadas, llega a El Arcángel tras encadenar tres triunfos

El delantero rojiblanco Álvaro Giménez dispara en presencia de un rival. El delantero rojiblanco Álvaro Giménez dispara en presencia de un rival.

El delantero rojiblanco Álvaro Giménez dispara en presencia de un rival. / rafa gonzález

Que sus aficionados sepan de carrerilla la alineación del Almería habla bien de la marcha que lleva. Pese a no comenzar fino, perdiendo tres de los cuatro primeros partidos, ha enderezado el rumbo tras eliminar al Málaga en la Copa del Rey y, ahora, encadena tres triunfos consecutivos, en los que el técnico ha repetido equipo inicial.

Desde su descenso de Primera (14-15), el cuadro rojiblanco ha sufrido para mantenerse pese a realizar importantes revoluciones en sus plantillas, por las que desde entonces han pasado diez entrenadores, incluido en dos etapas Fran Fernández, el actual técnico, que está demostrando tener personalidad e ideas claras. Bajo su mando, el Almería presiona y atosiga al rival, muestra afán por ser protagonista en campo rival, aguarda ansioso para recuperar el balón y ataca sin complejos.

sin balón

Fran Fernández dibuja un 4-2-3-1, sustentado en la portería por René, que no ha encajado gol en los dos últimos duelos. Por delante, una línea de cuatro con Romera y Andoni en los laterales, jugadores que se muestran muy serios en defensa y que tratan de sorprender continuamente en ataque, haciendo mucho daño con sus centros y compenetrándose bien con los jugadores de banda.

En el centro de la defensa se han asentado Saveljich e Ibiza, con la alternativa de Trujillo y Owona. El argentino se ha convertido además en el jefe de la zaga, siendo el que ordena y manda, y marca salir o quedarse a sus compañeros. Todos son contundentes, expeditivos y con un buen juego aéreo.

con balón

En la medular, un doble pivote en el que Yan Eteki y De la Hoz se han hecho imprescindibles ganándole la partida a Arzura y Aguza. El camerunés es un todoterreno que siempre trata de ganarle la partida a los creadores de juego rivales y se complementa a la perfección con el ex del Betis, muy trabajador, pero que tiene como mayor virtud ordenar y dirigir el juego ofensivo.

En los costados, Corpas y Rioja se muestran verticales, rápidos, hábiles, peligrosos y efectivos en ataque, además de solidarios y compenetrados con los laterales. En el centro de las medias puntas, Juan Carlos Real, además de involucrarse con los mediocentros, muestra gran visión de juego y buena pegada. Y por delante, como referencia ofensiva, Álvaro Giménez, un futbolista batallador y generoso en el esfuerzo. Narváez, Chema, Caballero o Sekou pueden jugar en esa zona más adelantada.

lo mejor

Su dinámica positiva.

lo peor

Relativa falta de puntería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios