Córdoba CF

Sólo un triunfo en diez visitas, pero tres seguidas sin perder

  • Un 2-2 en el curso 72-73 completa el balance positivo

Miguel Loureiro persigue un balón con el capitán rojillo, Oier Sanjurjo, durante la visita del pasado abril. Miguel Loureiro persigue un balón con el capitán rojillo, Oier Sanjurjo, durante la visita del pasado abril.

Miguel Loureiro persigue un balón con el capitán rojillo, Oier Sanjurjo, durante la visita del pasado abril. / lof

El Sadar es un estadio hostil para los intereses cordobesistas, aunque los recuerdos más cercanos inviten al optimismo. Esas tres visitas consecutivas sin perder sólo hallan respaldo en otro empate hace más de 45 años, siendo derrotas los otros seis partidos librados en Pamplona por el Córdoba, la mayoría como integrantes de la división de plata, si bien también hay lugar para un partido de oro y una batalla copera.

Aquel 2-2 del arranque del curso 72-73, con los blanquiverdes dirigidos por Vavá y con ilustres como Escalante, Tejada o Manolín Cuesta en sus filas todavía soñando con la Primera, se incrustó entre los dos primeros triunfos rojillos, contundentes, y una serie de cuatro más, todos menos el primero (2-1), por idéntico marcador (3-0), que resumía a la perfección la diferencia en el terreno de juego entre ambos equipos.

Pero desde esa última derrota, en el partido de vuelta de la segunda ronda copera -en la ida el resultado había sido 2-1- con el Córdoba en Segunda B y los navarros una categoría por encima, el conjunto cordobesista parece haberle tomado bien la medida a El Sadar. Porque en sus tres visitas siguientes no ha perdido.

Esa racha arrancó en la campaña de regreso del CCF al fútbol profesional (99-00) con una victoria por 0-2 con goles Pepe Puche en el minuto 2 y Rafa Navarro en el 82. Escalante era el jefe del vestuario de un equipo que se adaptó a la perfección a la Segunda División y firmó un ejercicio más que notable, sin agobios.

Ya en la década actual, los pasos por la élite de ambos conjuntos han propiciado que sólo haya habidos dos choques entre Osasuna y Córdoba en Pamplona (y otros dos en El Arcángel). Al comienzo de la temporada 15-16, la escuadra entonces dirigida por José Luis Oltra y que venía de pegarse un batacazo en su añito en la gloria de la máxima categoría, sacó un empate sin goles. Y hace apenas unos meses, el 15 de abril pasado, el CCF de Sandoval sumó otro valioso empate en su carrera por la permanencia. Un gol de Javi Galán a los 18 minutos hizo soñar al cordobesismo con sumar una segunda alegría en El Sadar, pero el sevillista Borja Lasso, con un golazo imposible, firmó las tablas pese a un final de infarto con Aythami expulsado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios