Reus-Córdoba | La previa

Busca oro en un funeral

  • El CCF está obligado a sumar los tres puntos ante un Reus que puede disputar el último partido de su historia

  • La confianza es el peor aliado para los de Curro Torres ante un rival con orgullo

Los jugadores del Córdoba hacen un rondo en el entrenamiento previo al viaje a Reus. Los jugadores del Córdoba hacen un rondo en el entrenamiento previo al viaje a Reus.

Los jugadores del Córdoba hacen un rondo en el entrenamiento previo al viaje a Reus. / Jordi Vidal

El Córdoba puede pasar hoy a la historia como el último rival al que se enfrente el Reus antes de su desaparición. Si un milagro no lo remedia, el conjunto rojinegro quedará sin jugadores el próximo lunes, cuando expire el plazo dado por los jugadores rojinegros antes de rescindir sus contratos, lo que obligaría al club reusense a abandonar la competición, paso previa a su desaparición. En ese difícil ambiente tendrá que moverse hoy el conjunto blanquiverde para sacar adelante un partido que se presenta como una auténtica arma de doble filo.

Y es que a nadie se le escapa que el Córdoba parte con cierta ventaja si se tiene en cuenta que la plantilla del Reus no ha preparado el partido en las mejores condiciones, pues ha estado más pendiente de reuniones con LaLiga y la AFE que de analizar al cuadro de Curro Torres. Pero por otro lado, los jugadores rojinegros pueden salir con un extra de motivación, sabedores de que tienen ante sí una oportunidad de colocarse en el escaparate, a un par de semanas de que se abra el mercado invernal.

Las circunstancias desatadas durante los últimos días, que estuvieron a punto de dar al traste con la celebración del partido, obligan al Córdoba a no fallar ante un rival que, de retirarse, ya no supondría oposición para el resto de equipos de la categoría, lo que convertiría un fallo en Reus como un doble peaje para el cuadro blanquiverde.

Alineaciones probables Alineaciones probables

Alineaciones probables

Y esa obligación de ganar, para un equipo que suma sólo dos triunfos en esta temporada y que a domicilio no ha sido capaz de sacar más que dos empates, es más un problema que una motivación. Con todo, no le queda otra a la escuadra de Curro Torres, que de lograr el triunfo alcanzaría al Reus en la tabla y se acercaría de manera esperanzadora a la zona de permanencia.

Un once continuista

Para intentar que las emociones no dominen el choque y que la lógica se termine imponiendo, Curro Torres ha intentado aislar a sus jugadores durante toda la semana y preparar el partido como si nada le hubiera sucedido al rival. El técnico de origen alemán, convencido de que su equipo está en línea ascendente, no realizará muchos cambios respecto al equipo que dispuso ante el Zaragoza la semana pasada. Las variaciones, de haberlas, podrían presentarse en la delantera, donde Piovaccari tiene opciones de recuperar la titularidad, ante la poca pegada mostrada en los últimos partidos.

El resto del equipo debe parecerse mucho al que arañó un punto de La Romareda, especialmente una defensa que dio una versión algo mejor y que logró dejar su portería a cero. Los centrales, por cierto, serán Álex Quintanilla y Aythami Artiles, los autores de los dos goles con los que el Córdoba se impuso el curso pasado en Reus, en lo que fue el penúltimo paso hacia el milagro de la permanencia. Hoy, el equipo de Curro Torres necesita dar otro paso importante para empezar a construir otra permanencia que, de llegar, se prevé agónica. Y debe empezar por sacar oro de lo que se presume como un funeral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios