Fichajes del Córdoba CF

Regreso con tareas pendientes

  • El Córdoba comienza la preparación del nuevo curso sin fichajes y con apenas 17 jugadores profesionales

  • Francisco llegó ayer con la idea de pegar un empujón definitivo a la planificación

Francisco Rodríguez posa delante de un escudo de la institución tras su presentación oficial como entrenador del Córdoba. Francisco Rodríguez posa delante de un escudo de la institución tras su presentación oficial como entrenador del Córdoba.

Francisco Rodríguez posa delante de un escudo de la institución tras su presentación oficial como entrenador del Córdoba. / juan ayala

El verano, entendido como tal, finaliza hoy para el Córdoba, que desde esta mañana cambiará, de manera progresiva, las chanclas por las botas y la arena de playa por el césped. Pero el regreso del conjunto blanquiverde llega con muchas tareas pendientes, aunque desde anoche el club, ya con Francisco incorporado al cien por cien, trata de dar un empujón definitivo a la planificación estival, desde la confección de la plantilla al calendario de amistosos y el reparto de los diferentes stages. Por ahora, el técnico tiene hoy a sólo 17 profesionales a su disposición después de que la entidad siga sin oficializar fichaje alguno, si bien se espera que el grupo aumente en las próximas horas o días, antes del primer desplazamiento el jueves a Los Ángeles de San Rafael.

Exprimidas al máximo las cinco semanas de vacaciones, la plantilla del Córdoba se pondrá hoy en marcha para preparar ya su participación en el curso 18-19, para el que aún restan otras cinco semanas para que suba el telón. La primera cita, partida entre hoy y mañana, será en el Hospital San Juan de Dios con los pertinentes reconocimientos médicos; salvo alguna sorpresa, que no se descarta, 13 futbolistas -once profesionales y los jugadores del filial Marcos Lavín y Víctor Mena- abrirán la ronda, que seguirán otros 12, con media docena de integrantes de la primera plantilla y media del B. En total, 25 futbolistas que en principio participarán ya el miércoles en el primer entrenamiento a las órdenes de Francisco, que espera llegadas y salidas, aunque sin prisa.

Como cada verano, los exámenes médicos dan el pistoletazo de salida a la pretemporada

Porque el entrenador almeriense no es ajeno al trabajo adelantado por el club en estas semanas, al que todavía hay que dar el retoque final de la oficialidad. Desde ayer, con su llegada a la ciudad, las pautas están sobre la mesa, para que pronto haya noticias sobre las varias tareas pendientes. Toca cerrar el calendario de partidos de preparación, con sólo uno confirmado el sábado 21 en Portonovo con el Celta como enemigo, se supone que a caballo entre la primera concentración en tierras segovianas y una segunda en el Norte de Portugal. Otro será en Zamora, por un compromiso del presidente, Jesús León, con la nueva directiva del club castellano-leonés, inicialmente el 1 de agosto. Faltarían entre cuatro y seis más, sobre los que tiene que decidir el cuerpo técnico, para terminar de cuadrar también el plan de trabajo y ese último stage, previsto inicialmente ya con el inicio liguero en el horizonte y en alguna costa del Sur peninsular.

Pero más allá de esa labor, sobre la que Francisco y la dirección deportiva trabajarán mientras los jugadores se ponen en manos de los médicos, el verdadero caballo de batalla está en la reconstrucción del plantel. Atendiendo a las palabras de Luis Oliver durante la presentación oficial del técnico, será en un plazo de diez días cuando se empieza a perfilar de manera más fehaciente con qué elementos contará el nuevo CCF. Porque si algo parece claro es que no todos los 17 profesionales actualmente en nómina seguirán, entre otras cosas porque en el plan de plantilla corta (21 o 22 futbolistas, advirtió ya el técnico a su llegada) habrá que hacer hueco a más de media docena de incorporaciones, muchas de ellas más que encarriladas.

De momento, el CCF y el Extremadura son los únicos que siguen sin anunciar fichajes, y no será por la ausencia de nombres, muchos y variados. Pero toca cuadrar números, ajustar piezas, cerrar negociaciones (Aguza o Aguado, sin ir más lejos) y abrir puertas. Desde hoy, con el equipo ya en funcionamiento, seguro que empieza a acelerar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios