Córdoba CF

Olvidar problemas caseros

  • Osasuna no quiere que vuelen más puntos de El Sadar

  • Unai, Robert Ibáñez y Clerc, bajas ante el CCF

Fran Mérida trata de escapar de la presión de Kunde (Granada). Fran Mérida trata de escapar de la presión de Kunde (Granada).

Fran Mérida trata de escapar de la presión de Kunde (Granada). / Álex Cámara

Osasuna partía este curso como uno de los favoritos para retornar a Primera. Es un equipo que ofrece excelentes prestaciones a domicilio, siendo el mejor visitante de la categoría, pero no acaba de tener continuidad en El Sadar, de donde ya se le han escapado 26 puntos. Estos números como local le han relegado a la décima plaza de la tabla, a diez puntos del ascenso directo, y a tres de la última plaza de play off. Dos derrotas en sus dos últimos choques en casa, dos empates y un solo triunfo, es el balance de sus últimos cinco partidos en Pamplona.

sin balón

Osasuna, tras la llegada de Diego Martínez al banquillo, recobró el brío y el nervio que siempre les caracterizó, con una propuesta sólida y práctica. Se muestra como un equipo ordenado, que aprieta al rival y es muy intenso. Es un bloque trabajado, con pegada y contundente en las dos áreas, sobre todo en la propia -es el segundo equipo menos goleado (28), después del Cádiz-. Ha recobrado el 4-4-2, un sistema que le permite llegar con mucha presencia al ataque a través de juego combinativo, pero también hace que su centro del campo quede en ocasiones descompensado pese a que siempre trata de mantener el equilibrio entre defensa y ataque.

Sergio Herrera es indiscutible en la portería. Por delante, sitúa una línea de cuatro en la que las bajas de Unai García y Clerc obligarán al técnico a realizar cambios. Recupera a Lillo para el lateral derecho y utilizará a Javi Flaño en la izquierda, jugadores que ofrecen buenas prestaciones atrás y que se incorporan con peligro. Y en el centro de la zaga, junto a Oier, podría regresar Aridane, dos centrales contundentes y de gran juego aéreo en ambas áreas.

con balón

En la medular son fundamentales Fran Mérida, con movilidad para llevar la manija del juego que le da sentido y aporta el toque diferencial al ataque; y Lucas Torró, sin descartar a Arzura, que vuelve tras sanción y da equilibrio al esquema de juego. A este equilibrio contribuyen igualmente las bandas, donde puede repetir con Kike Barja y Borja Lasso, con futbolistas en la recámara como Coris y Roberto Torres, jugadores rápidos, verticales, habilidosos, con buena conducción y con pegada. Y arriba, Xisco y Quique González parten en principio con ventaja sobre David Rodríguez. El balear es de sobra conocido en Córdoba, donde demostró su olfato en el área. Sus dos compañeros son habilidosos y van bien al espacio, además de tener capacidad para fijar a los centrales del rival.

lo mejor

Máxima solidez defensiva.

lo peor

Sus números de local y las bajas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios