córdoba c.f.

Oliver se va entre dardos

  • El ex director deportivo blanquiverde carga contra Javier Tebas y Carlos González en su despedida

  • El navarro sugiere una extorsión de LaLiga hacia León

Oliver, con gesto serio, durante su comparecencia de ayer en El Arcángel. Oliver, con gesto serio, durante su comparecencia de ayer en El Arcángel.

Oliver, con gesto serio, durante su comparecencia de ayer en El Arcángel. / jordi vidal

Luis Oliver se despidió ayer del Córdoba con una rueda de prensa que no dejó indiferente a nadie. Fiel a su estilo, el navarro dejó titulares casi a cada frase que pronunció. Atacó con crudeza a Javier Tebas, el presidente de LaLiga, al que culpó de su salida, y tuvo pocas palabras para Carlos González, aunque contundentes. El que fue el máximo responsable deportivo del Córdoba de Jesús León hasta el pasado viernes se marcha del club agradecido al presidente, para el que tuvo palabras de elogio, y con la sensación de que le quedaba mucho trabajo que hacer. Un trabajo que, según su interpretación de todo lo sucedido en los últimos días, se ha visto interrumpido por las insinuaciones de Tebas a Jesús León, que según él han rozado la extorsión.

Acompañado por el numeroso equipo con el que llegó a Córdoba para trabajar en prácticamente todas las áreas del club, por algún que otro empleado veterano de la entidad e incluso por algún aficionado con el que ha trabado amistad en estos meses en la ciudad, Oliver aseguró que el de ayer era "el día más triste de mi vida deportiva" y recordó que "cuando Jesús nos llamó en enero para venir a una misión imposible aceptamos el reto y fue bello y épico" porque encontraron "un vestuario realmente destrozado, abandonado de la mano de Dios por la anterior propiedad, gente que eran muy buenos pero que estaban anímicamente destrozados". "Nuestro equipo se puso a trabajar, hicimos siete fichajes y algunos se reían porque decían que su principal cualidad era su exceso de peso. Pero cuando se pusieron en forma hicimos un equipo imbatible, basado en el cariño, en el amor, en la solidaridad, en la intensidad. Y entre todos metimos a la afición, con diez llenos en El Arcángel. Eso fue fruto de todo, del cambio de propiedad, de nuestros conocimientos futbolísticos, de Sandoval, del talento de los jugadores... juntos hicimos algo increíble, una gesta de la que se hablará dentro de 50 años", agregó el navarro.

Una vez repasado su breve periplo en el Córdoba, Oliver pasó a la acción al asegurar que ayer había dos "dos personas tremendamente felices, uno se llama Carlos González y otro Javier Tebas". Del anterior propietario del club, el navarro no quiso hablar demasiado porque, según él, "seguro que perjudico al club", pero no se cortó al asegurar que "en las negociaciones para la compra del club me enfrenté a él porque es de un talante despreciable y y yo no tolero a la gente así". "No soy objetivo al hablar de él, sé que está muy feliz con mi despido y me preocupa que esté feliz con algo, porque eso es perjudicar al Córdoba", agregó.

Con todo, la carga principal de su discurso recayó sobre Javier Tebas y la particular relación que mantiene con él, "desde hace 30 años", como él mismo se encargó de recordar. "Tebas ha inventado un sistema que se llama el límite salarial, que es como la fórmula de la Coca-Cola, que todo el mundo sabe que existe pero nadie la conoce", ironizó Oliver, que aseguró que "desde LaLiga venden que es una fórmula matemática, igual para todos los clubes, pero eso es mentira. Es un arma de extorsión de Tebas contra los clubes modestos. Él aplica una numeración u otra según le convenga". Y para concretar sus palabras, puso un par de ejemplos: "Cuando un comercial contrata un sponsor para la camiseta, si es por medio millón de euros, te podrías gastar medio millón en futbolistas según la fórmula del límite salarial, pero eso es mentira. Un economista de LaLiga llega y te dice que si todos ganan 100.000 euros por eso, es lo que te puedes gastar. Por otro lado, fichas a un gordito, simpático al que le ha dejado la mujer, y le pagas 100.000 euros. En ese caso, LaLiga te dice que es internacional y que ese jugador tiene que cobrar 500.000 euros, y es lo que te computan. Sólo Javier Tebas aplica la fórmula del límite salarial y es el único que sabe su contenido".

El ex director deportivo blanquiverde culpó directamente al dirigente del fútbol español de su despido. "Desde LaLiga pensaban que el Córdoba estaba en Segunda B y creo que nuestro presidente en LaLiga ha recibido una leve y sutil insinuación, porque todo lo que pase de eso se llama delito. Tú no puedes extorsionar a nadie. Espero que haya sido sutil Javier, que lo dudo porque lo conozco", espetó el navarro, que fue incluso más explícito al comentar que "con mi cabeza en la papelera es feliz y hablará menos del Córdoba", para dejar caer que ahora el club cordobesista tendrá menor presión de la patronal. Porque, como Oliver recordó, "todos hemos sido testigos de su vara de medir contra el Córdoba. Cuando en febrero y marzo empezamos a ganar partidos, Tebas daba una rueda de prensa para hablar de los niños del Nepal y metía al Córdoba; iba a inaugurar un colegio y metía al Córdoba; antes de empezar el expediente él ya hablaba de descenso, ya sabía el resultado del expediente... y todo para desestabilizar, porque lo conozco y no es que pise charcos, es que le gusta tirarse de cabeza".

A Luis Oliver se le preguntó también cuál es ahora su relación con Jesús León y para el presidente del Córdoba no tuvo más que palabras de elogio. "Aunque me ha despedido tengo un gran concepto de él. Él echó a los González y tuvo valor de venir a rehabilitar el solar que habían dejado estos señores. Está perfectamente capacitado y preparado. Pediría a la afición, que será el mejor fichaje este año, que esté con él a muerte porque los González no van a venir mientras Jesús León esté vivo. Va a llevar al barco a Primera División. En los meses que he estado con él, sólo me ha dado muestras de cariño y respeto. No tengo nada que reprocharle porque es muy incómodo vivir con la losa de LaLiga", aseguró el ex director deportivo del CCF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios