Córdoba CF

Luismi se gana un sitio en el primer equipo del Córdoba CF

  • Sabas confirma que contará con el joven mediapunta extremeño, que ha corroborado en pretemporada el nivel mostrado en el Ciudad de Lucena

  • El jugador tendrá ficha del filial, aunque será una opción más para las convocatorias del técnico madrileño

Luismi golpea el balón en un rondo en el entrenamiento de este martes. Luismi golpea el balón en un rondo en el entrenamiento de este martes.

Luismi golpea el balón en un rondo en el entrenamiento de este martes. / Juan Ayala

El Córdoba CF sigue escrutando el mercado en busca de cerrar su plantilla con alguna incorporación más para el ataque. Pero en ese plantel del que dispondrá Juan Sabas hay un jugador que puede considerarse un fichaje más, pues se ha ganado a pulso ser tenido en cuenta por el técnico madrileño. Se trata de Luismi Redondo, el joven mediapunta llegado este verano para ser referencia en el filial blanquiverde, que ha irrumpido con fuerza en la pretemporada del primer equipo, hasta el punto de ganarse un sitio en los planes de Sabas.

El propio técnico madrileño confirmó en una entrevista concedida a PTV Córdoba que Luismi será uno más en sus planes durante esta temporada. "El chico se lo ha ganado. Llegó a ser internacional en categorías inferiores y ha tenido unos años complicados, pasando de juvenil a amateur, con gente más mayor y con más tablas. Pero es un chico con unas grandes condiciones y ha venido con unas ganas increíbles", apuntó Sabas, al que no le tiembla la mano a la hora de dar oportunidades a los jóvenes que pelean por ellas.

El preparador blanquiverde elogió al mediapunta de Plasencia, que ha sido una grata sorpresa en estas semanas de preparación. "Tiene talento, ganas y la ilusión de demostrarlo cada día, por eso se merece el premio de quedarse con el primer equipo. Eso sí, si baja la intensidad y su rendimiento, tendrá que irse con los chicos del filial. Pero hasta ahora está gustando mucho, a los aficionados y a los técnicos", reconoció Sabas.

Lo cierto es que, para el gran público, la irrupción de Luismi Redondo en el primer equipo ha sido una sorpresa inesperada. En Lucena, sin embargo, ya conocen a la perfección el potencial del extremeño, después del gran curso que cuajó en el Ciudad de Lucena antes de firmar por el Córdoba. Con los aracelitanos disputó 29 encuentros, convirtiéndose en uno de los líderes de un equipo que peleó hasta el final por el ascenso y demostrando que la Tercera División se le queda pequeña.

A sus 22 años, Luismi Redondo está ante otra oportunidad inmejorable para relanzar su carrera. No es la primera, pues el talentoso mediapunta cacereño ya ha militado en dos filiales de nivel, como son los del Valencia y el Deportiva de La Coruña. En ninguno de los terminó de cuajar, quizás por su excesiva juventud y por el siempre complicado paso al terreno sénior.

Pero la calidad técnica, el atrevimiento y la llegada desde segunda línea que tiene Luismi son características que en el fútbol acaban destacando y su temporada en el Ciudad de Lucena le sirvió para recuperar la ilusión y el mejor nivel, de la mano de los hermanos Carrasco. En ese fútbol ofensivo que practica el conjunto celeste Luismi se siente como pez en el agua y esas buenas sensaciones las ha trasladado a su aterrizaje en el Córdoba.

El más destacado de un grupo notable

La confirmación de que Sabas ya considera a Luismi como miembro de pleno derecho de la primera plantilla no quita para que el jugador sea inscrito con ficha del Córdoba B. De esta manera, si alguna vez queda fuera de las convocatorias de Sabas por decisión técnica, podrá sumarse al filial y seguir jugando cada semana, algo primordial a sus 22 años.

El caso de Luismi, de hecho, es muy similar al que vivirán otros jugadores llegados este verano al Córdoba B y que están llamados a mirar con ambición al primer equipo. Los ejemplos más claros son el lateral derecho Núñez, llamado a complementar a Álex Robles, el centrocampista Julio Iglesias o los ya asentados en el filial Antonio Moyano y Alberto del Moral. Jóvenes con talento contrastado en los que el club confía para que desde el filial llegue esa competencia tan necesaria para que el nivel del primer equipo se mantenga alto.

Luismi es solo la punta del iceberg de un grupo de notable de futbolistas que parten con la misión de hacer muy competitivo al filial blanquiverde y que ya saben que tendrán la puerta del primer equipo abierta para ganarse un puesto. El mediapunta cacereño ha cogido el guante lanzado por Sabas a la primera, pero la puerta sigue abierta para sus compañeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios