córdoba c. f.

León quiere liquidar la etapa Oliver

  • El presidente ultima un nuevo plan para la cantera del Córdoba con el despido del hijo del ex director general deportivo y Rubén Domínguez

  • El exsevillista Chesco, principal candidato para asumir la gestión del fútbol base

Jesús León, en el palco de La Rosaleda, el pasado sábado. Jesús León, en el palco de La Rosaleda, el pasado sábado.

Jesús León, en el palco de La Rosaleda, el pasado sábado. / marilú báez

Jesús León está decidido a enterrar definitivamente la etapa de Luis Oliver en el Córdoba. El presidente blanquiverde prepara un nuevo plan para la cantera del club, el único área cuyos actuales responsables siguen siendo los designados en su día por el empresario navarro, después de que la entidad haya procedido en los últimos días a los despidos de los responsables de infraestructuras y de seguridad, ambos también hombres de la máxima confianza del que fuera director general deportivo del CCF hasta el pasado mes de julio.

En los planes del Córdoba está la salida a corto plazo del coordinador de las categorías inferiores del club, Luis Oliver Sierra, hijo del exdirector general deportivo, así como del director de cantera, Rubén Domínguez. Según ha podido saber el Día, el principal candidato para hacerse cargo del fútbol base cordobesista es Francisco José Pérez Garramiola, más conocido como Chesco. El técnico sevillano desarrolló durante años la labor formativa en las categorías inferiores del Sevilla. En la entidad de Nervión fue quemando etapas hasta llegar a ser el entrenador del Sevilla C. Durante su etapa en el club hispalense, Chesco conoció a Jesús León, consejero por aquel entonces en la junta directiva de José María del Nido.

Tras su salida del Sevilla, Chesco ejerce actualmente como director de la Academia de Fútbol San Alberto Magno-Los Caminantes, de Dos Hermanas. El técnico sevillano, de hecho, ya tiene bastante trabajo adelantado previo a su incorporación al Córdoba, pues en las últimas semanas se le ha podido ver siguiendo a algunos de los equipos cordobesistas en sus respectivos encuentros de liga, como el juvenil o el filial blanquiverde, al que siguió por última ocasión en el partido del pasado domingo en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros ante el Sevilla C. Además, a Chesco también se le pudo ver en la grada de Tribuna en el duelo de Copa del Rey ante el Nàstic de Tarragona, celebrado el pasado miércoles en El Arcángel.

El sevillano no es el único hombre al que Jesús León ha tanteado para hacerse cargo de la dirección de cantera del Córdoba. Manolín Cuesta, máximo responsable del Séneca, también mantuvo ciertos contactos con el presidente de la entidad para un cargo que finalmente apunta, salvo sorpresa, a Chesco.

Sin embargo, antes de comenzar la nueva etapa en las categorías inferiores del club, el montoreño tendrá que cerrar la desvinculación de los actuales responsables de ese área, cuyos contratos se extendían durante las tres próximas temporadas. En el caso del hijo de Luis Oliver, su papel durante estos meses en la entidad ha sido el de coordinar todas las categorías del fútbol base. Su papel fue muy importante en la llegada de Juan Marrero, el actual técnico del filial blanquiverde, así como en la confección de la plantilla de un equipo que ha empezado la temporada sumando diez de los primeros 12 puntos en juego y que es segundo en el Grupo X de Tercera División.

Rubén Domínguez, por su parte, desembarcó en el club una vez fructificó la adquisición de la entidad por parte de Jesús León, como un miembro más del equipo de trabajo de Luis Oliver, con el papel de director de la cantera. Su trabajo, sin embargo, había comenzado unos meses antes, cuando los nuevos rectores le solicitaron que realizase un diagnóstico de la situación en la que se encontraban las categorías inferiores. Tras esa auditoría deportiva, Domínguez se consolidó en el organigrama diseñado por el empresario navarro.

Cuando el relevo en la cantera del Córdoba esa oficial, el proceso de desintegración del equipo con el que Oliver aterrizó en el Córdoba será completo. Y es que la pasada semana fueron despedidos los responsables de seguridad e insfraestructuras, dos de los pocos que aún se mantenían en sus puestos de trabajo en las oficinas de El Arcángel, pues Joaquín Zulategui -secretario del consejo y responsable de marketing-, Andrés Gutiérrez -integrante del departamento de comunicación-, y los técnicos de la dirección deportiva que acompañaban al ex director general deportivo y a Daniel López Ramos ya abandonaron la entidad cuando se produjo su despido, allá por el pasado mes de julio. Un cese, por cierto, por el que el Córdoba aún tiene que alcanzar un acuerdo económico con el que llegó a ser mano derecha de Jesús León a su llegada al club.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios