córdoba cf

Evitar un peligroso 'top 5'

  • Como equipo de plata en el siglo actual, el Córdoba sólo tardó cinco veces más que ahora en ganar un encuentro a domicilio

  • Todas esas temporadas estuvieron rodeadas de sufrimiento

Carlos Abad, Blati Touré y José Fernández, cariacontecidos tras encajar uno de los goles ante el Granada en Los Cármenes. Carlos Abad, Blati Touré y José Fernández, cariacontecidos tras encajar uno de los goles ante el Granada en Los Cármenes.

Carlos Abad, Blati Touré y José Fernández, cariacontecidos tras encajar uno de los goles ante el Granada en Los Cármenes. / álex cámara

En el deporte profesional, todo el mundo coincide en que los objetivos hay que conseguirlos en casa. Pero a nadie se le escapa que toda la ayuda que llegue de fuera sirve para aliviar el camino y reducir la exigencia y la presión cada vez que toque actuar de local. El más claro ejemplo ahora mismo en la Liga 1|2|3 es el Córdoba, el peor visitante de la categoría de plata y uno de los siete conjuntos que continúa con el casillero de victorias foráneas a cero. Si a eso se le suma el déficit acumulado en El Arcángel en el arranque liguero, por suerte ahora mejorado, la perenne situación en zona de descenso del equipo se explica perfectamente.

Es por eso que para traspasar esa línea roja infranqueable para el CCF desde la segunda jornada hay que ganar ya a domicilio, y si es el domingo en Palma, todavía mejor. Por varios motivos. El principal es que sumar los tres puntos ante el Mallorca en Son Moix provocaría, casi con total seguridad, salir de los puestos de descenso, dado que la desventaja actual es de sólo un punto. En segundo lugar, un triunfo evitaría al equipo de Sandoval entrar en un peligroso top 5 de tardanza en vencer de visitante.

Porque el Córdoba lleva cinco salidas esta campaña con un balance de cuatro derrotas y un empate, el logrado en el último viaje a Gijón ante el Sporting. Sólo en cinco temporadas desde el cambio de siglo, que coincidió con aquel ascenso cordobesista en Cartagena, los blanquiverdes tardaron más en celebrar una victoria lejos de casa. Y en todas ellas se le terminó complicando el campeonato, hasta el punto de tener que convivir con el sufrimiento casi hasta el final.

El récord negativo es del curso 02-03. El CCF ganó por primera vez fuera en su desplazamiento número 11 (jornada 23), con un 1-3 en Almería. Ya por entonces Fernando Zambrano había sustituido a Iosu Ortuondo tratando de enderezar un rumbo que en el doble capítulo final acabó de solventar Fernando Castro Santos, con un 1-0 al Oviedo en casa y un empate (1-1) en Getafe que terminó otorgando la salvación.

Dos años más tarde, el CCF se estrenó fuera de casa en su décima salida (jornada 20), ya con su tercer entrenador en el banquillo: Crispi (había relevado a Robert Fernández, que había hecho lo propio con Esteban Vigo), con un 0-1 en Valladolid. Al final, el encargado de buscar el milagro fue el que fuera director deportivo, Juan Carlos Rodríguez, si bien el equipo cordobesista cayó a Segunda B en la penúltima fecha con aquel inolvidable (por el mazazo) 3-4 precisamente ante los pucelanos.

También diez viajes necesitó el Córdoba de Lucas Alcaraz para estrenarse a domicilio en la campaña 09-10 (2-3 en Irún ante el Real Unión, coincidiendo con la fecha 20 del torneo). Aunque el ejercicio fue medianamente cómodo, una racha seis partidos sin ganar (un punto de 18) retrasó la permanencia hasta la penúltima fecha, con una goleada 4-0 ante el propio conjunto irundarra.

Siete desplazamientos (y llegar hasta la jornada 13) hicieron falta para celebrar una alegría a domicilio en la temporada 12-13 que arrancó bajo la dirección del hoy director deportivo cordobesista Rafael Berges. Fue un 3-5 en Ponferrada que luego volvió a caer en saco roto, lo que acabó por costarle el puesto al cordobés, cuyo botín evitó que la etapa con Juan Esnáider terminara en tragedia.

La marca que está por encima de la actual, y que es la que quiere evitar el Córdoba de Sandoval en Palma, son las seis salidas sin ganar de la campaña 03-04, otra que hubo que exprimir al máximo para saborear la salvación, ya que llegó con aquella doble victoria ante el Elche (1-0) y el Leganés (0-1) con Pedrito al mando. Antes habían pasado por el banquillo Castro Santos y Miguel Ángel Portugal, con el que llegó esa alegría foránea en su primer desplazamiento, con un 0-2 en Huelva ante el Recreativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios