EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba CF

El Córdoba CF podrá jugar amistosos en verano si cumple las estrictas normas federativas

  • La RFEF hace llegar a los clubes una circular en la que detalla los requisitos para organizar duelos de pretemporada

  • Los clubes tendrán que acreditar la salud de sus futbolistas y disponer de un protocolo de seguridad y sanitario

Juan Sabas charla con uno de los operarios de Royal Verd en la Ciudad Deportiva. Juan Sabas charla con uno de los operarios de Royal Verd en la Ciudad Deportiva.

Juan Sabas charla con uno de los operarios de Royal Verd en la Ciudad Deportiva. / El Día

El Córdoba CF vivirá una temporada atípica como pocas. Y no solo por la larga duración de esa fase de preparación, que en el club estiman en unos dos meses. Será extraña y exigente también por la forma en la que deberá organizar sus partidos amistosos, que son pruebas vitales para que el técnico, en este caso Juan Sabas, calibre el estado de sus futbolistas y vaya plasmando el trabajo hecho en los entrenamientos.

La Real Federación Española de Fútbol ha emitido una circular -la número 90- que han recibido los clubes en la que se detallan las normas y requisitos a cumplir para organizar encuentros amistosos durante los próximos meses. Entre ellas, destacan la recomendación de que los partidos se jueguen a puerta cerrada, la obligatoriedad de acreditar que los jugadores y miembros del cuerpo técnico no están contagiados de covid-19, la autorización de la Federación territorial correspondiente y la existencia de un protocolo sanitario y de seguridad específico diseñado por el club u organismo que organice el encuentro.

Mediante la citada circular, la Federación Española asegura que es posible disputar partidos "desde la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 21/2020 de 9 de junio" que ordenaba los criterios sanitarios para la nueva normalidad. Sin embargo, para que esos encuentros sean autorizados, los clubes tendrán que cumplir con todos los requisitos que demanda la RFEF.

En primer lugar, los partidos deben contar con autorización por escrito de la Federación territorial correspondiente, que debe comunicar la disputa del encuentro a la RFEF. El organismo recomienda además que esos duelos se disputen a puerta cerrada, si bien no es una imposición y en cuanto al posible aforo cada comunidad autónoma dispone unos máximos (1.500 seguidores, de momento, en Andalucía en eventos al aire libre).

Uno de los puntos que a buen seguro más dificultará la organización de estos partidos amistosos es la obligatoriedad de acreditar el estado de salud de todos los participantes en el mismo, tanto jugadores como miembros del cuerpo técnico y demás auxiliares. Todos ellos deberán haber dado negativo en las pruebas serológicas de covid-19, con un plazo máximo de siete días antes de la disputa del encuentro. Esa certificación deberá presentarse por escrito ante los árbitros.

Además de cumplir con las normas dictadas por las autoridades sanitarias, la Federación exigirá también que el club o la Federación organizadora del partido amistoso disponga de un Protocolo de Seguridad y Sanitario "debidamente aprobado por la Administración competente". Esas normas sanitarias deberá tenerlas también el titular de la instalación donde se dispute el encuentro, y deberán estar basadas en la normativa autonómica.

Por último, para acreditar que los clubes cumplen con todo lo dictado, la RFEF exige que los clubes envíen toda la documentación requerida a la Federación Territorial y a la propia Española como mínimo 24 horas antes de la disputa del partido.

Dificultad para encontrar rivales

Bajo esas premisas dictadas por la Federación, se espera que el Córdoba CF no tenga excesivos problemas para cumplir con lo requerido. Eso sí, el club blanquiverde encontrará a buen seguro más dificultades para concretar rivales. Especialmente en el arranque de los partidos amistosos, que se suelen disputar contra conjuntos de categorías más modestas y cuyos presupuestos quizás les impidan afrontar los gastos de este tipo de normas de prevención.

El conjunto cordobesista tendrá, por tanto, que replantear sus esquemas también en la organización de los amistosos y a buen seguro reducir el número de partidos que se jueguen en la fase preparatoria, además de encontrar rivales con solvencia que puedan cumplir con las exigencias que dicta la RFEF.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios