Córdoba CF

Una confirmación esperada: el Córdoba CF jugará la Copa del Rey

  • La RFEF ya ha comunicado a los equipos del Grupo II que mantendrá el criterio de clasificación

  • La reducción de la campaña obligará a la RFEF a modificar algunos aspectos de las rondas iniciales

Sebas Moyano, cabizbajo, tras un gol del Sanse, en la última aparición copera del Córdoba CF. Sebas Moyano, cabizbajo, tras un gol del Sanse, en la última aparición copera del Córdoba CF.

Sebas Moyano, cabizbajo, tras un gol del Sanse, en la última aparición copera del Córdoba CF. / LOF

La revolución, sabe Dios si para bien o para mal, que la Real Federación Española de Fútbol prepara a partir de la próxima temporada por las consecuencias derivadas de la crisis del coronavirus parece que no afectará sobre el papel a la planificación del Córdoba CF. Al menos, en lo que a su concurso en los diferentes torneos se refiere, aunque tanto la Segunda División B como la Copa del Rey vayan a sufrir obligadas modificaciones en su formato, habrá que ver si leves o importantes, cuando Luis Rubiales y su entorno den más detalles.

Pero de momento, más allá de cómo se resolverá el curso 19-20 y las primeras líneas maestras de por dónde irá la categoría de bronce de 100 equipos y subgrupos, ya se conoce que los criterios de selección para la próxima edición de la Copa del Rey van a ser los mismos que el año pasado. Hay que recordar que la última edición fue la más popular del torneo, con 116 participantes entre los que se incluyeron los cuatro mejores de la Copa Federación y una decena de las primeras divisiones regionales.

Y aunque por la reducción que se espera de la campaña 20-21 -comenzará a mediados de octubre- obligará a introducir algunos cambios en las eliminatorias iniciales, parece que no habrá modificación alguna sobre el cupo de participantes. Así al menos lo ha desvelado El Correo, según las manifestaciones hechas públicas por el presidente de la Federación, Luis Rubiales, a los equipos del Grupo II de Segunda B el pasado jueves. En todo caso, la duda aparece en esa Copa RFEF y ese primer cruce entre campeones territoriales, que se celebraban entre septiembre y octubre, normalmente.

Según la información, no habrá cambios en los criterios de clasificación. Esto significa que además de todos los equipos de Primera y Segunda División, jugarán el torneo del KO los siete primeros de cada uno de los cuatro grupos de Segunda B, teniendo en cuenta cómo quedó la tabla cuando se interrumpió la competición por la crisis sanitaria del covid-19... y dejando a un lado a los filiales, que por ejemplo en el Grupo II pueden premiar con plaza en el torneo hasta al decimosegundo clasificado.

Esto significa que el Córdoba tiene garantizado su billete, algo que podía darse por sentado, pero que con las nuevas modificaciones del reglamento necesitaba de una confirmación que, si no de manera oficial, sí se ha producido ya. Después de la jornada 28, la última disputada el 8 de marzo, el conjunto blanquiverde era quinto, lo que lo ha dejado fuera de la lucha por el ascenso en ese play off exprés que se jugará en Pinatar Arena entre el Cartagena, el Marbella, el Badajoz y el Yeclano. A todos ellos se sumarán el San Fernando y la Balompédica Linense para cerrar el cupo copero del Grupo IV.

Un incentivo también económico

Además, para completar la nómina, Rubiales advirtió a los equipos vascos mediante videoconferencia que "también tendrán presencia en la próxima edición de la Copa todos los campeones y los mejores catorce segundos de Tercera”, agrega la información del rotativo vasco. Aquí es donde entra en escena otro club de la provincia de Córdoba, el Ciudad de Lucena, segundo del Grupo X por detrás del Betis Deportivo, que no puede participar por su condición de filial.

De esta manera, al margen del premio de jugar la Copa, tanto el Córdoba como la escuadra lucentina se garantizan un buen pellizco económico, sobre todo para los celestes. Este curso, los equipos de Segunda B se han embolsado 35.000 euros si actuaban de visitante -como los blanquiverdes, que en su estreno y despedida visitaron al Sanse el pasado diciembre- o 45.000 si lo hacían de local; mientras que los de Tercera se han llevado 23.000 por cada ronda disputada. A eso queda la duda de si podrá añadirse las taquilla o los bares, dado que aún no se sabe cuándo volverá a haber público en los estadios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios