Córdoba CF

La Copa calma las aguas

  • Alfaro, con un golpe, Jesús Valentín y Blati Touré, ausentes en la sesión tras el largo viaje desde Elche

  • El CCF no hacía cuatro goles desde el último partido de 2017, ante el Reus

Los jugadores del Córdoba se refrescan durante un parón en la sesión de trabajo en la Ciudad Deportiva. Los jugadores del Córdoba se refrescan durante un parón en la sesión de trabajo en la Ciudad Deportiva.

Los jugadores del Córdoba se refrescan durante un parón en la sesión de trabajo en la Ciudad Deportiva. / juan ayala

No hay nada como un partido convincente para aparcar las dudas que rodeaban al Córdoba y calmar las aguas en torno al club blanquiverde, tanto en la caseta como en la figura del entrenador, un José Ramón Sandoval que ganó en el Martínez Valero tiempo para seguir progresando con su equipo, aunque la verdadera evaluación llega el sábado en liga.

El CCF cuajó en Elche el mejor partido de lo que va de temporada. No estaba muy alto el listón, es cierto, pero lo cierto es que los cordobesistas tumbaron varios complejos que arrastraban en este mal arranque de curso. Por un lado, quizás lo principal es que el equipo de Sandoval por fin ganó un duelo lejos de El Arcángel. Después de recibir cuatro goleadas en sus cuatro desplazamientos ligueros, el Córdoba asaltó el Martínez Valero. Y lo hizo con un partido muy completo, en el que mostró solidez defensiva y personalidad para manejar el balón y el ritmo del encuentro, además de una pegada en ataque que hacía tiempo que no se le veía a los cordobesistas.

La goleada da algo de margen a Sandoval y sirve para que el plantel suelte mucho lastre

De hecho, hace más de diez meses que el Córdoba no lograba hacer cuatro o más goles en un partido de competición oficial. La última goleada en blanco y verde se produjo el 20 de diciembre de 2017, en el choque que cerraba el año natural para el CCF. El Reus visitó El Arcángel con el Córdoba en el fondo de la tabla y salió vapuleado con un 5-0 que dio algo de aire a los cordobesistas para vivir unas fiestas navideñas algo más tranquilas. Desde entonces, y a pesar de la gran remontada y la ola de victorias que el equipo protagonizó en la parte final de la pasada temporada, no se había visto a un Córdoba tan efectivo en ataque.

Y es que la Copa del Rey se está convirtiendo en el bálsamo ideal para un Córdoba que en liga no carbura, pero que en la competición del KO es sólido y convence. Con sólo un gol encajado en dos partidos, el CCF ha hecho seis en esos dos duelos, con protagonismo de hasta seis jugadores distintos, algo inimaginable de extrapolar a la competición doméstica, al menos por lo visto hasta el momento.

La buena cara mostrada en Elche se notó en el regreso del equipo ayer a los entrenamientos, ya con la mente puesta en el duelo del sábado ante el Deportivo de la Coruña. Un encuentro que se veía como la última bala de José Ramón Sandoval para enderezar la situación del equipo, pero que ahora se ve con más calma en el seno del club, si bien es cierto que el feliz paréntesis copero no puede ocultar la complicada situación liguera que arrastra el conjunto cordobesista. Para lo que sí sirvió el golpetazo en la mesa dado en Elche es para soltar buena parte de la tensión que agarrotaba a los jugadores y para que muchos de los que jugaron en el Martínez Valero vean cerca la posibilidad de volver al once titular en liga.

Esa posibilidad de ver algunos cambios en el once inicial ante el Dépor se acrecienta teniendo en cuenta la ausencia de dos hombres en teoría titulares como Jesús Valentín y Blati Touré. El central canario sigue trabajando al margen del equipo para recuperarse de su lesión muscular y está descartado para el choque del sábado. El centrocampista, por su parte, regresa hoy tras jugar con su selección, Burkina Faso, aunque lo hará a mediodía, por lo que como mucho podrá completar sólo la sesión del viernes. Eso podría llevar a Sandoval a darle descanso el sábado. El entrenamiento de ayer se lo perdió también Alejandro Alfaro, que aquejado de un golpe recibido en Elche trabajó en el gimnasio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios