Córdoba CF

Combina pausa y vértigo

  • El Cádiz tiene especialistas en banda para romper líneas de presión con desparpajo y valentía para encarar

El meta del Reus Edgar Badía se lanza a los pies del cadista Salvi. El meta del Reus Edgar Badía se lanza a los pies del cadista Salvi.

El meta del Reus Edgar Badía se lanza a los pies del cadista Salvi. / julio gonzález

El Cádiz mantiene el objetivo de regresar a la máxima categoría desde que ascendiera a Segunda hace tres temporadas. Continúa a las órdenes del técnico con el que lo logró, Álvaro Cervera, con el que en la temporada del ascenso jugó el play off, quedando a un solo punto el curso pasado. Sus comienzos fueron dubitativos pero tras encadenar tres triunfos ha salido de abajo y se ha situado en una zona media alta en la que quiere asentarse como camino para entrar en el play off.

sin balón

Cervera dibuja un 4-2-3-1 que a veces transforma al 4-4-1-1 con la libertad de un mediapunta y una referencia arriba para fijar centrales. Con Cifuentes en la portería, Correa le ha ganado la partida al palmeño David Carmona en el lateral derecho; en el izquierdo, Brian Oliván también ha superado en los últimos choques a Matos. Son buenos defensores, con un recorrido medio que no hace sombra a los jugadores de banda. Como pareja de centrales, aunque incluso Edu Ramos ha jugado en esa posición, en los últimos tres duelos han formado Sergio Sánchez y Marcos Mauro, centrales con buen juego aéreo, aunque con dificultades con los desmarques en diagonal a sus espadas. Kecojevic es su principal recambio.

con balón

El técnico tiene donde elegir para conformar el doble pivote, aunque José Mari y Garrido son los más utilizados. Edu Ramos -que no estará en Córdoba- y sobre todo Álex Fernández están para cualquier contingencia e incluso el segundo ha hecho de enganche, protegiendo el medio campo. Los cuatro aportan equilibrio defensivo y proporcionan llegada desde segunda línea. En la mediapunta, además, tiene a jugadores como Perea o Aketxe, con una lectura de juego privilegiada para dar el último pase y un golpeo letal.

El Cádiz es un equipo con pausa por dentro y vértigo en las bandas, de buen juego asociativo en los pasillos interiores, con facilidad para desenvolverse en espacios reducidos y explotar la velocidad y el desborde que tienen sus jugadores exteriores. Por fuera, el desequilibrio lo dan jugadores especialistas en romper líneas de presión a través de conducciones, desparpajo y valentía para encarar como Salvi, Vallejo, Jairo o Agra. Y arriba, como referencia, también tiene donde elegir Cervera: Lekic, Carrillo, Romera, Mario Barco, e incluso Vallejo. De todos, si está en condiciones, Lekic es el que parece contar con la confianza del técnico.

lo mejor

La racha positiva con la que llega.

lo peor

Cierta falta de gol .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios