córdoba cf

Colista tras nueve meses

  • El empate ante el Tenerife y los resultados positivos de los equipos de la zona baja dejan al conjunto blanquiverde en el fondo de la tabla

  • El CCF no era el último desde diciembre

Quezada se duele de un golpe en la cara durante del partido ante el Tenerife, con Blati Touré al fondo. Quezada se duele de un golpe en la cara durante del partido ante el Tenerife, con Blati Touré al fondo.

Quezada se duele de un golpe en la cara durante del partido ante el Tenerife, con Blati Touré al fondo. / álex gallegos

Comentarios 1

El Córdoba ya es colista. Después de seis jornadas de competición, los blanquiverdes son el peor equipo de la Liga 1|2|3, además del único -junto al Tenerife y el Elche- que todavía no ha conseguido sumar una victoria. Y es que el empate logrado ante el Tenerife por los de Sandoval fue acompañado del triunfo del Extremadura, que se quitó así de encima el farolillo rojo de la clasificación. Aunque a estas alturas de la competición pueda parecer un dato baladí, lo cierto es que el CCF no ocupaba el último puesto desde hace nueve meses, cuando en la jornada 19 del curso pasado perdió ante el Almería (1-0) y tocó fondo, antes de empezar una sostenida remontada que no podría culminar hasta la última jornada del campeonato.

Esta temporada, todas las dificultades vividas en el verano para confeccionar la plantilla, el precipitado cambio de entrenador y la tardía llegada de jugadores en la última semana de mercado han desembocado en un pésimo arranque de competición para los blanquiverdes, incapaces de sumar un triunfo tras seis encuentros, ni siquiera con la ventaja que presentaba el calendario, con cuatro de esos primeros seis duelos en El Arcángel. Tres empates y tres derrotas es el triste bagaje del equipo de Sandoval, cuyos números no encuentran parangón en la última década. De hecho, desde el curso 2004-05, el Córdoba no empezaba con tan pobres guarismos. En aquella temporada, el equipo que entrenaba Esteban Vigo firmó un registro de un punto en las primeras siete jornadas, dejando escapar 20 puntos en un arranque que terminó siendo matador. Porque aquel ejercicio, después de cambiar a más de media plantilla en el mercado invernal, los cordobesistas no pudieron evitar el descenso a Segunda División B.

El Córdoba presenta sus peores números en el arranque desde la temporada 2004-05

Para encontrar un precedente del Córdoba como colista en Segunda hay que remontarse al nefasto curso pasado, en el que los cordobesistas sufrieron de lo lindo para salvar la categoría. Aun así, no fueron últimos durante gran parte del año y la última vez que tocaron fondo fue tras la jornada 19, disputada a mediados del mes de diciembre. En esa fecha, el CCF cayó en su visita al Almería (1-0) y quedó en el farolillo rojo con 13 puntos, nada más y nada menos que a 9 de la permanencia. En aquella ocasión, al cuadro cordobesista le duró una semana el dudoso honor de estar en lo más bajo de la tabla, pues en el último duelo de 2018 goleó al Reus (5-0) en El Arcángel, con Jesús León por primera vez en el palco, y se tomó un leve respiro.

Con todo, la situación actual no es tan grave por los números como por las señales que emite el equipo. Y es que, a pesar de las dificultades para ganar el primer partido de la temporada en liga, el CCF tiene la zona de permanencia a dos puntos. Más preocupantes son las sensaciones que arroja el grupo, a pesar de que ante el Tenerife se recuperó parte de la intensidad necesaria para que un conjunto sea mínimamente competitivo en una categoría tan dura e igualada al máximo.

Sin embargo, el equipo de Sandoval sigue teniendo muchas dificultades para acertar con la portería rival, por no hablar de que el agujero defensivo sigue sin cerrarse y ya son 14 los goles encajados en seis encuentros. Ante el Tenerife, ni siquiera los ocho cambios que presentó el técnico madrileño en el once inicial le sirvieron al CCF para dar una versión muy diferente de la que venía ofreciendo en los primeros encuentros de la temporada. Con tiempo aún por delante, la reacción de los blanquiverdes no puede dilatarse mucho más en el tiempo sin que se vea seriamente comprometida la continuidad del actual cuerpo técnico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios