Córdoba

Las visitas a Medina Azahara crecen un 37% hasta junio

  • Más de 159.000 personas han pasado por el yacimiento entre el 1 de enero y el 24 de este mes

Turistas en Medina Azahara. Turistas en Medina Azahara.

Turistas en Medina Azahara. / El Día

El conjunto arqueológico de Medina Azahara de Córdoba, Patrimonio de la Humanidad, ha registrado un incremento de las visitas del 37,27% en los primeros seis meses del año respecto al mismo periodo de 2018.

En declaraciones a Efe, la delegada de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía en Córdoba, Cristina Casanueva, ha explicado que, en concreto, entre el 1 de enero y el 24 de junio de 2019 un total de 159.083 personas han visitado el yacimiento.

Esto supone un incremento de 43.196 visitantes, es decir un 37,27% más respecto al mismo periodo de 2018, cuando accedieron al conjunto arqueológico un total de 115.887 visitantes.

Durante el pasado 2018, Medina Azahara registró 275.726 visitas, lo que supuso un incremento de 89.690 visitantes, un 48,21% más en relación a 2017, cuando pasaron por el yacimiento 186.036 personas.

Durante el año pasado el monumento recibió a cerca de 276.000 personas

Casanueva ha puesto de manifiesto que durante el año ha continuado el incremento de visitas y que en algunos meses “se ha triplicado” la afluencia al monumento, que desde esta semana ofrece vistas nocturnas. Además, ha valorado la proyección del conjunto arqueológico, que es una apuesta importante de la administración regional respecto a su conservación, investigación y difusión.

En este aumento de las visitas ha tenido mucho que ver, además, la declaración por parte de la Unesco del yacimiento como Patrimonio Mundial. Esta declaración vino hace ya casi un año (el 1 de julio de 2018) y justo un mes después el monumento ya empezó a acumular más visitas que en años anteriores.

Precisamente esta declaración por parte de la Unesco supuso un anuncio por parte de la Junta de Andalucía, gestora del monumento, de promesa de más inversión. Una de esas inversiones, de las más deseadas, es la necesaria para ejecutar la restauración del Salón Rico, cerrado al público desde hace diez años (abrió unos pocos días este invierno a visitas guiadas). Es, quizá, la obra más importante que se haya hecho en la recuperación de Medina Azahara, pero lejos de ser una realidad, lo que hay ahora mismo es una parálisis que no tiene pinta de resolverse. Hay que licitar la segunda fase del proyecto, y poco se sabe todavía de cuándo se hará.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios