Córdoba

Un viaje al espacio sanitario

  • El Hospital de la Cruz Roja pone en marcha la Unidad de Imagen del Niño, un área que lleva a cabo alrededor de 20.000 servicios cada año

Dirigentes del Hospital de la Cruz Roja, médicos y especialistas, ayer durante la presentación de la unidad. Dirigentes del Hospital de la Cruz Roja, médicos y especialistas, ayer durante la presentación de la unidad.

Dirigentes del Hospital de la Cruz Roja, médicos y especialistas, ayer durante la presentación de la unidad. / jordi vidal

Si para un adulto someterse a una resonancia magnética puede llegar a resultar algo claustrofóbico, para un niño la experiencia puede resultar aún peor. Eso de introducirse en una especie de tubo cerrado -hay modelos que son abiertos, y de campo alto- puede generar bastante molestias cuando se es pequeño. Conscientes de esta situación y en un intento de hacer estas pruebas algo más amables, en el Hospital de la Cruz Roja han puesto en marcha la Unidad de Imagen del Niño, un servicio que han decorado para provocar que eso de hacerse una resonancia o una ecografía se convierta en toda una aventura espacial.

El nuevo servicio pertenece al grupo Health Time y entre sus objetivos se encuentran el de hacer más amable este tipo de pruebas a los niños. Para ello, el espacio se ha decorado -a través de la empresa Smurfit Kappa- como si los pequeños fuesen a entrar en una nave espacial. Antes de entrar a hacerse las pruebas, los niños recibirán un cuento explicativo, cuyo argumento gira en torno a un pequeño astronauta y su aventura en el espacio. Además, el paciente recibirá una caja de lapiceros de colores para que pueda seguir las indicaciones del cuento: hacer un dibujo y depositarlo en un buzón habilitado para ello en la entrada de la sala de resonancia magnética. Para hacer aún más agradable el paso de estas pruebas, el personal asistencia del Hospital de la Cruz Roja se vestirá con uniformes adaptados a esta singular misión.

El director gerente del hospital, Fernando Veloso, reconoció ayer que este tipo de pruebas "son algo intimidatorias para los niños" y añadió que la unidad se ha creado "partiendo de la premisa de que los niños no son adultos". Se trata, además, de una de las escasas unidades que hay en Andalucía -la de la capital cordobesa es la primera que se pone en marcha en un centro hospitalario de régimen privado-, ya que sólo cuentan con ella en hospitales públicos de Málaga, Sevilla y el Reina Sofía de Córdoba.

Cada año, esta unidad lleva a cabo alrededor de 20.000 servicios, según expuso el radiólogo pediátrico del complejo sanitario, Pablo Cano, quien destacó la importancia de la puesta en marcha de este departamento. Cano anotó que cada semana se realizan una veintena de ecografías infantiles y otras tantas de resonancia magnéticas. En la mayoría de los casos, continuó, "las ecografías se realizan en casos de infecciones respiratorias, problemas de cadera o dolores abdominales". El facultativo detalló que las resonancias magnéticas se llevan a cabo en niños que presentan "retraso en el desarrollo" o en aquellos que, por ejemplo, hayan sufrido algún que otro golpe practicando deporte. Cano incidió en la importancia de contar con este servicio y que sea un radiólogo pediátrico el que se encargue de realizar las pruebas, ya que "cada vez estamos más especializados, lo que hace que se hagan diagnósticos más certeros". "Lo que intentamos es que la experiencia sea lo más rápido posible", anotó, y recordó que el Hospital de la Cruz lleva un año y medio prestando este servicio y es ahora cuando se ha dispuesto esta decoración.

Según la información facilitada por el complejo sanitario, la unidad cuenta con una herramienta que permite medir y controlar de manera personalizada la dosis de radiación a los pacientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios