Córdoba

Los vecinos achacan la reyerta de Las Moreras a "la dejadez del barrio"

  • El colectivo vecinal y el consejo de distrito echan de menos una mayor implicación de las administraciones

La Policía habla con vecinos en lugar de los hechos tras la reyerta del pasado jueves en Las Moreras. La Policía habla con vecinos en lugar de los hechos tras la reyerta del pasado jueves en Las Moreras.

La Policía habla con vecinos en lugar de los hechos tras la reyerta del pasado jueves en Las Moreras. / Jordi Vidal

Las presidentas de la Asociación de Vecinos La Palabra de Las Moreras, Ana Sánchez, y del Consejo de Distrito Poniente Norte (al que pertenece Las Moreras), Teresa Caballero, relacionaron ayer la reyerta entre dos familias que el pasado jueves le costó la vida a un joven de 26 años y dejó heridas a otras cinco personas en la Plaza Patio del Poeta Gabriel Celaya con "la dejadez" que sufre el barrio por parte de las administraciones. "El barrio está cada vez más en deterioro y los políticos se han olvidado de él", sentenció Sánchez, quien insistió en que "vamos a seguir en la lucha desde nuestra asociación para intentar salir de esta situación de abandono que sufrimos".

La presidenta de la Asociación de Vecinos La Palabra de Las Moreras dijo que un ejemplo de ese olvido es que el centro de atención al inmigrante con el que contaba el barrio dejó el local en el que estaba ubicado "y ya ha sido ocupado, sin que nadie se haya preocupado por ello, lo mismo que ocurrido con el centro de drogodependencias, del que se marcharon dejándolo desocupado porque decían que había ratas y también está ya ocupado sin que nadie haga nada. Se están rompiendo muchas puertas para ocupar locales y viviendas en el barrio sin que nadie haga nada". "Se nos está condenando a la exclusión; la alcaldesa siempre tiene buenas palabras cuando le pedimos ayuda, pero se queda sólo en eso", puntualizó.

Además, Sánchez defendió que el plan de desarrollo que se está planteando desde la Junta de Andalucía para actuar en Las Moreras como zona desfavorecida "no va a servir para nada". "En los años 90 se puso en marcha otro intento de plan que cuando parecía que iba a empezar a dar sus frutos, que funcionaba, se dejó". La responsable de la Asociación de Vecinos La Palabra de Las Moreras tiene claro que para la elaboración de un plan de esas características -un plan en el que para ella debe primar la formación, la educación y el empleo- se debe contar con los vecinos y todo el que se implique en el mismo debe huir de politizarlo.

También, Teresa Caballero está convencida de que el plan que se prepara para impulsar el desarrollo de Las Moreras es, "ojalá y me equivoque, tan sólo parchear". "No tengo confianza en ese plan, ninguna, y se lo he dicho incluso al concejal de Servicios Sociales [Juan Hidalgo]", defendió. La presidenta del Consejo de Distrito Poniente Norte insistió en que "esto no es una cuestión de parchear. Se debe actuar fundamentalmente volcándose en la educación y en el empleo; sobre eso es sobre lo que hay que trabajar en el barrio. Desde luego es comprensible que es difícil, que no es fácil buscar fórmulas para revertir esa marginalidad que sufre Las Moreras", apuntó. Caballero puso el ejemplo de los contenedores recién puestos por Sadeco que acaban quemados, para añadir que "la intervención que se debe llevar a cabo en el barrio es una cuestión de educación, educación y educación y de darle la posibilidad a estas personas de que puedan trabajar; porque se trata de un barrio en el que el índice de desempleo es altísimo. No obstante, echa de menos que la asociación vecinal de Las Moreras no está en el consejo de distrito, "lo que ayudaría a que conociéramos más de cerca toda la problemática que vive el barrio".

La alcaldesa de la ciudad, Isabel Ambrosio, también habló ayer de los sucedido el pasado jueves en Las Moreras. Ambrosio abogó por "la intermediación" para evitar que conflictos como la reyerta mortal, "no solo vayan a más, sino que se recupere la convivencia en el barrio, donde los vecinos piden esa convivencia y poder hacer su vida tranquilamente todos los días". La alcaldesa sentenció que es "normal" que estén preocupados en Las Moreras por las consecuencias que pueda conllevar la reyerta y pidió "calma, serenidad y dejar actuar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, dado que ahí la Policía Nacional y Local hacen un trabajo desde hace mucho tiempo". Ambrosio insistió en esa petición de "tranquilidad, calma y sobre todo dejar actuar a los profesionales, no solo en el ámbito de la seguridad, sino en la intermediación que ahora es donde se debe depositar más confianza".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios