Reconocimiento

Y la unión hizo la fuerza en Córdoba

  • El Ayuntamiento homenajea a los voluntarios, asociaciones y empresas que colaboraron en el desarrollo del programa Todos Por Córdoba, creado para ayudar en tiempos de covid

Foto de familia de los reconocidos.

Foto de familia de los reconocidos. / Miguel Ángel Salas

En épocas de crisis es cuando se perciben las ganas de ayudar a quienes más lo necesitan. Durante la pandemia del coronavirus, han sido cientos de iniciativas las que han nacido para intentar paliar los efectos de la crisis. Mascarillas, pantallas protectoras, donaciones anónimas, mensajes de ánimo... la sociedad cordobesa ha mostrado, a través de diversas medidas, que es ejemplo de solidaridad. En momentos así, hay entidades que tienen en sus manos una labor de responsabilidad mayor que nunca.

Más allá de las administraciones públicas, hay organismos cuya tarea es esencial para prestar ayuda a aquellos colectivos que más sufren las consecuencias de esta pandemia, como son los comedores sociales o el Banco de Alimentos Medina Azahara de Córdoba. Precisamente, este último formó parte de una de las plataformas creadas durante los días de pandemia por el Ayuntamiento para aglutinar esas ganas de ayudar a los cordobeses, Todos por Córdoba. El Ayuntamiento y el Banco de Alimentos firmaron un convenio para proveer de alimentos a todos aquellos ciudadanos que así lo precisaran y unificaron las iniciativas de donaciones a través de la web todosporcordoba.es.

Muchas fueron las empresas, asociaciones y voluntarios que se sumaron a la iniciativa y a todos ellos ha querido homenajear el Consistorio. “La pandemia nos hizo unir fuerzas, nos demostró que juntos somos más fuertes frente a la adversidad. Ese Todos por Córdoba fue una realidad para atender a todos los que más lo necesitaban”, ha defendido la edil de Servicios Sociales, Eva Contador, durante el acto.

Contador ha recordado que no había fórmula para afrontar las necesidades que se presentaban. “No estábamos preparados para esto. Teníamos que improvisar, tomar decisiones sobre la marcha. Inventar nuevos mecanismos de respuesta social. No podíamos quedarnos quietos. Y nos empezamos a mover”, ha insistido. Primero se sumaron fuerzas entre todas las delegaciones del Ayuntamiento. “Era momento de estar unidos”, ha referido. Estar unidos para afrontar el reto de atender a los que más lo necesitaban. “Y que no podían esperar”. Necesitaban alimentos. Llevar un plato a su casa. Todo estaba parado. “Todos estábamos en casa”, ha referido.

Entonces surgió Todos por Córdoba, con el Banco de Alimentos como referencia, como vehículo a través del que encauzar toda la solidaridad que inundó la ciudad durante esos momentos tan complicados. “El Ayuntamiento tendió puentes con el tejido empresarial, que contribuyó para la compra de alimentos…con la donación de materia prima…El Ayuntamiento diálogo con vecinos y movimiento vecinal para que nos trasladaran la realidad de sus barrios, de las necesidades de sus vecinos… Se buscó la experiencia de numerosas asociaciones acostumbradas a trabajar sobre el terreno, con familias en cada barrio, en cada calle”, ha puntualizado Contador.

Y se tejió una red de solidaridad a la que sumaron miles de voluntarios que se ocuparon de recibir y repartir esa ayuda en alimentos que tanta falta hacía a miles de familias de la ciudad. “Agradecimiento infinito a todos los que formasteis parte de esa iniciativa improvisada pero tan efectiva como Todos por Córdoba. Cumplió su misión. La de estar al lado de muchas familias en los momentos más difíciles. Una iniciativa que mostró el lado solidario de nuestras empresas, de la sociedad civil, la inmensa labor de decenas de asociaciones y el compromiso con los demás de miles de voluntarios”, ha concluido Contador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios