Turismo Córdoba rebosa en un puente de récord

  • Los turistas llenan la ciudad en una jornada de largas colas en los grandes monumentos

  • Foro Romano y el espectáculo de luces siguen en la senda del éxito

Turistas por el Casco Histórico. Turistas por el Casco Histórico.

Turistas por el Casco Histórico. / Juan Ayala

Córdoba no es solo mayo y en este puente esta afirmación parece quedar más que clara. Los hoteles rozando el lleno y las calles tres cuartos de lo mismo. Las previsiones ya presagiaban que la ciudad se iba a llenar de turistas deseosos de conocer su patrimonio, Córdoba apuntaba como la capital de provincia que más iba a repuntar en ocupación hotelera en este puente de inicios de diciembre y las encuestas, visto lo visto, no se han equivocado.

La riqueza cultural de la ciudad se ha vuelto a convertir en la mejor baza para atraer a los visitantes, que no a los excursionistas, y si a eso se le añade un poco de Navidad al final se obtiene la receta perfecta. Los turistas llenan las calles en este puente al que todavía le queda un último tirón para disfrutar.

Todo ello unido a un tiempo envidiable, casi sin necesidad de abrigo cuando el sol aprieta fuerte, una de las cosas más comentadas por los visitantes estos días. “Venimos del norte a pasar unos días, que hacía muchos años que no veníamos a Córdoba”, explicaba ayer en la Puerta del Puente Carolina, una joven de León que visita la ciudad durante los cuatro días de puente con su pareja. “Creo que en estos días por allí [León] las máximas no han pasado de los diez grados y también hemos llegado a estar por debajo de los cero grados”, de ahí que una camisa y una cazadora vaquera le fueran más que suficientes a esta turista para pasar la jornada festiva visitando la Mezquita-Catedral, el Alcázar o la Sinagoga.

Una pareja pasea con la torre de la Mezquita de fondo. Una pareja pasea con la torre de la Mezquita de fondo.

Una pareja pasea con la torre de la Mezquita de fondo. / Laura Martín

El turista nacional es el que se lleva la palma si se cuentan uno a uno los visitantes que en este súper fin de semana se acercan a Córdoba. Los días festivos, que abarcan a prácticamente todo el territorio nacional, ha provocado una cantidad de movimientos en las carreteras y en las estaciones que se traduce, en el caso de Córdoba, en largas esperas para comer en los restaurantes con más nota en TripAdvisor o para poder entrar a la Mezquita o simplemente en dificultades para caminar por el Casco Histórico.

A esta ciudad, para puentes como éste, le hacen falta pocos eventos que consigan atraer al turista, esos que sí son necesarios en épocas de poca ocupación. La estacionalidad del sector, centrada en mayo, fines de semana y festividades de este tipo, ha vuelto a quedar clara en este puente. Sin embargo, nada que Córdoba no conozca de antemano.

El espectáculo navideño de la calle Foro Romano, antigua Cruz Conde, también ha traído consigo a muchos visitantes de los municipios de la provincia, así como de provincias cercanas. Vecinos de Lucena, Montalbán, Priego de Córdoba o La Carlota son numerosos en el Centro de la ciudad en estos días, muchos de ellos, eso sí, hacen el trayecto de ida y vuelta en una sola jornada.

Turistas en el Puente Romano. Turistas en el Puente Romano.

Turistas en el Puente Romano. / Juan Ayala

Jaime y Virginia, por ejemplo, vienen desde Cabra para traer a su hija Carla, de cuatro años, a ver las luces de Navidad. “Aprovechamos que estamos de descanso los dos para venir”, explicaba ayer Virginia, desde bastante tiempo antes de que diera el pistoletazo de salida otro nuevo pase del espectáculo de luz y sonido que Iluminaciones Ximénez ha instalado en forma de arco en Foro Romano. Pero, eso sí, reconocía que “para la hora de la cena estaremos en casa”.

Aún así, hay quien ha reservado hotel en Córdoba atraído por este espectáculo, dejando patente ese neoturismo de luces al que muchos ayuntamientos, como es el caso del de la capital, se han sumado para conseguir imágenes como las de estos días en Foro Romano: riadas de gente mirando al cielo y tarareando el All I Want For Christmas Is You de Mariah Carey (bastante más conocido, para qué negarlo, que el resto de canciones que acompañan al baile de luces navideño).

José, Carlos y David son tres jóvenes madrileños que vieron en la prensa las intenciones de montar el medio arco con motivos navideños y cordobeses y eso les llevó a tomar la decisión de visitar la ciudad en un puente en el que querían viajar. “Estas cosas siempre están bien para atraer a los turistas, al menos con nosotros ha funcionado”, bromeaba uno de los jóvenes tras comentar que aprovechando que venían a disfrutar del espectáculo ya que se quedaban en Córdoba dos noches para conocer más cosas.

Dos jóvenes se toman una foto en el Triunfo de San Rafael. Dos jóvenes se toman una foto en el Triunfo de San Rafael.

Dos jóvenes se toman una foto en el Triunfo de San Rafael. / Juan Ayala

Además del céntrico espectáculo, a esa sensación de lleno en la ciudad (que más que sensación ha sido una realidad) también contribuye toda la programación navideña que en estos días festivos incluye zambombas flamencas, conciertos en patios tradicionales o pasacalles de coros cantando a la Navidad, como el de Amigos de Ramón Medina.

Uno de los actos que sí ha conseguido atraer a un turista concreto ha sido el celebrado en el Alcázar de los Reyes Cristianos, un gran espectáculo ecuestre a cargo de Entre Toros y Caballos, de Aldea Quintana (La Carlota) y la Escuela de Equitación Joaquín Aguilera, de Castro del Río. Hasta 800 personas asistieron a esta cita que se suma a una larga lista de eventos centrados en mundo del caballo, del que Córdoba quiere ser referente.

Espectáculo ecuestre en el Alcázar. Espectáculo ecuestre en el Alcázar.

Espectáculo ecuestre en el Alcázar. / Juan Ayala

A la espera de datos oficiales, en este puente de la Constitución y la Inmaculada ha quedado claro que la ciudad todavía sigue teniendo mucho tirón turístico. Las zonas clásicas en este sentido, como todo el Casco Histórico, la Mezquita, el Alcázar, las plazas de Las Tendillas o la Corredera, o la Ribera son estos días el ejemplo claro de que la ciudad tiene en el turismo una pieza clave de su economía. Además, aún queda por delante un mes de diciembre de muchos festivos donde las visitas podrán crecer aún más y donde podrá verse, de nuevo, una ciudad rebosar de turismo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios