Empleo

El sector de la limpieza se atrinchera en el Reina Sofía: "Somos imprescindibles"

  • Trabajadoras inician una acampada en las instalaciones del recinto sanitario para reclamar que el salario incluya el complemento de antigüedad 

Trabajadoras del sector de la limpieza concentradas en el Reina Sofía.

Trabajadoras del sector de la limpieza concentradas en el Reina Sofía. / Juan Ayala

El día del Sorteo del Gordo, ahora un lejano 22 de diciembre, acordaron iniciar una huelga general y, desde entonces, siguen en ella sin apenas avance. El sector de la limpieza en Córdoba sigue en pie de guerra contra la patronal por los sueldos que reciben y, dentro de sus movilizaciones, como la el paro acordado, ha iniciado una acampada en el Hospital Reina Sofía, de la que no se moverán hasta llegar a un acuerdo. 

Como no tienen permiso para instalar tiendas de campaña en el recinto hospitalario, lo que han hecho algunas de las trabajadoras ha sido acudir con sillas de playa, donde han permanecido toda la noche en la zona de entrada y salida de la basura y donde permanecerán por turnos, según los horarios que se distribuyan. Una de ellas ha sido Cristina Flores, que trabaja como limpiadora en el Materno-Infantil desde 2009. "Estamos perdiendo dinero y la situación es insostenible", ha explicado a el Día

Este paro llega porque la patronal quiere costear la subida del salario base conforme al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a costa de retraer el complemento de antigüedad. Es decir, que sean "los trabajadores de la limpieza los que paguen con su dinero para que las empresas cumplan la ley", según ha expuesto el secretario general de la Federación de Servicios de UGT en Córdoba, Juan Martínez. 

Tras casi un mes de huelga, Martínez ha reconocido que la negociación se encuentra "estancada" y ha recordado también que en la provincia de Córdoba el colectivo de la limpieza cuenta con una plantilla de 4.000 personas

El objetivo, ha continuado, es que al menos la patronal llegue a los 965 euros en 14 pagas para la plantilla. "Ese es el umbral, que es el Salario Mínimo Interprofesional" y que, además, no se retraiga el complemento de antigüedad. Y es que, la patronal, tras alcanzar un acuerdo verbal, "nos anunció que esa subida se realiza, pero que tienen que renunciar al complemento de antigüedad, lo que provoca que los trabajadores sean los que paguen esa subida".

Cristina Flores, además, ha avanzado que entre sus intenciones se encuentra la de iniciar una recogida de firmas para recoger más apoyos a su protesta, al tiempo que ha destacado el apoyo que están recibiendo por parte de los profesionales sanitarios del Hospital Reina Sofía. "Nos han traído mantas y café", ha anotado.  

Andrea Valenzuela ha sido otra de las trabajadoras del sector que no ha dudado en sumarse a la protesta y, además, esta noche regresará al Reina Sofía para mostrar su apoyo. "Los ánimos están caldeados y la lucha seguirá". 

Hace quince años que Andrea tiene un contrato fijo como limpiadora del Hospital Reina Sofía, un trabajo que, a su juicio, "está mal mirado cuando somos imprescindibles". Esta trabajadora se ha mostrado muy crítica con la medida adoptada por la patronal: "Nos han hecho una subida a costa de nuestros pluses". 

Se trata, además, de una situación que iguala por debajo los sueldos de la plantilla, algo que ha calificado de "injusto". Como ejemplo, ha indicado que "las nuevas plantillas tienen el mismo salario que personas que llevan trabajando 25 años". "Son unos derechos que teníamos adquiridos", ha subrayado.

UGT protagonizó varias jornadas de huelga en el sector de la limpieza a lo largo del año pasado, pero que se paralizaron por la supuesta intención de la patronal de volver a sentarse a negociar.

El rechazo a la propuesta económica de la patronal también llega de la mano de CCOO, sindicado que ha previsto para mañana jueves 20 de enero como protesta, además de otras dos el 27 de enero y el 5 de febrero, respectivamente. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios