EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

La Universidad de Córdoba destina casi 90.000 euros a proyectos de innovación docente

  • Videotutoriales en Veterinaria o teatro para conocer la Edad Media son algunas de las 89 iniciativas aprobadas

Alumnos de la UCO en la Facultad de Filosofía y Letras. Alumnos de la UCO en la Facultad de Filosofía y Letras.

Alumnos de la UCO en la Facultad de Filosofía y Letras. / Juan Ayala

Hacer videotutoriales tipo Youtube sobre pruebas diagnósticas en los laboratorios de Veterinaria por parte de grupos de alumnos con evaluación cruzada de las capacidades didácticas y de difusión de la información adquirida o conocer la Edad Media española a través del teatro. Son solo algunos de los títulos de los 89 proyectos que se han aprobado en el plan de Innovación y Buenas Prácticas Docentes del curso 2019-2020 en la Universidad de Córdoba (UCO).

El citado plan establece dos líneas prioritarias de actuación, que se distribuyen en dos ámbitos diferenciados: Proyectos de Innovación Docente y Prácticas Docentes Innovadoras. Así, dentro de los primeros hay cuatro modalidades: innovación docente; innovación para formación en innovación docente; innovación que impulse la igualdad de género y la atención a la discapacidad en la docencia universitaria; y proyectos de innovación que fomenten la colaboración con centros docentes públicos no universitarios.

En el caso de las prácticas innovadoras hay dos modalidades: ayudas para desarrollar y consolidar buenas prácticas docentes innovadoras y ayudas para la participación de colaboradores docentes externos como apoyo a la calidad de las enseñanzas de grado. Pues bien, todos los que se han aprobado y que se desarrollarán a partir del próximo mes de septiembre en las aulas de las facultades y centros de la UCO han recibido –cada uno una cuantía diferente– una ayuda de casi 90.000 euros.

Por categorías, son los de Innovación Docente donde se concentran la mayoría de proyectos. En este caso y, entre ellos –se han aprobado una treintena–, se encuentran iniciativas como la de invertir el aula para enseñar Botánica, del departamento de Botánica, Ecología y Fisiología Vegetal o el aprendizaje del derecho mercantil a través de torneos de debates y simulaciones de juicios. A ambas se suma otra bajo el epígrafe de Los siete samuráis de Kurosawa: taller vivencial de iniciación a la adquisición e competencias de liderazgo y formación de equipos eficientes de trabajo basado en pedagogías emergentes. Se trata de un proyecto presentado por docentes de los departamentos de Ingeniería Rural y Matemáticas.

El departamento de Biología Celular desarrollará un proyecto del uso de Instagram como recurso educativo

La segunda modalidad, la de formación en innovación docente, cuenta con 11 iniciativas, entre las que se encuentran algunas como el uso de Instagram como recurso educativo innovador en la docencia universitaria, presentado por el departamento de Biología celular, Fisiología e Inmunología. Mientras, en la tercera categoría, reservada a proyectos que impulsen la igualdad de género, hay ocho propuestas, como la de Promoción de la competencia transversal de género en grados de ingeniería, que pertenece a los departamentos de Química, Física y Termodinámica Aplicada e Informática y Análisis Numérico. El ya citado de la Edad Media forma parte de la modalidad cuarta de este plan, en la que hay siete proyectos concedidos, mientras que en la quinta –reservada para consolidación de buenas prácticas docentes– hay 17 iniciativas, como la de gamificación aplicada a la formación empresarial.

La aplicación práctica de la operación de plantas solares en el mercado eléctrico español o la cultura hecha profesión son dos de los 16 programas incluidos en la modalidad para la participación de colaboradores externos.

“Lo que pretendemos es que el profesorado participe en la mejora de su docencia”, apunta la vicerrectora de Posgrado e Innovación Docente de la UCO, Julieta Mérida, quien detalla que la aplicación y el desarrollo de estos “métodos innovadores depende de la asignatura”.

En esta línea, explica que lo que se trata es de utilizar una “metodología diferente con una mayor calidad en el aprendizaje”. Y es que, algunos de los objetivos de este plan son desde impulsar las acciones de innovación docente que generen una mejora de los procesos de enseñanza-aprendizaje y de los resultados académicos del alumnado hasta apoyar la incorporación de las tecnologías de la información y comunicación, aplicadas a la enseñanza.

Mérida también reconoce que “en general, el profesorado joven tiene más tendencia” a la hora de presentar este tipo de proyectos, si bien, también echa un capote al resto de docentes de la UCO y asegura que también siguen cursos de formación de nuevas tecnologías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios