25N

Un proyecto de la UCO apremia a cambiar las leyes para dar más protección a los menores víctimas de violencia de género

Puesta en común de los proyectos sobre violencia de género realizados por la UCO. Puesta en común de los proyectos sobre violencia de género realizados por la UCO.

Puesta en común de los proyectos sobre violencia de género realizados por la UCO.

La Universidad de Córdoba (UCO) ha presentado los resultados de sus tres proyectos subvencionados por el Pacto de estado contra la violencia de género y que se han inscrito dentro del Plan contra la Violencia de Género de la institución académica, que viene desarrollando desde marzo de este año. Estos estudios han abordado diferentes perspectivas de esta lacra social, como la protección jurídica de los menores víctimas de violencia de género, las creencias y percepción sobre la violencia contra las mujeres en la UCO y una propuesta de intervención educativa con menores.

La primera en presentar los resultados ha sido la catedrática de Derecho Carmen Sáez, coordinadora del proyecto Protección jurídica de menores víctimas de violencia de género, en el que han trabajado un equipo multidisciplinar e interuniversitario de la UCO, la Universidad de Málaga y del Consejo Consultivo de Andalucía.

"Los menores están visibilizados normativamente como víctimas de violencia de género desde 2015, pero falta la interiorización de las medidas de protección", explica Sáez. En el proyecto, tras analizar la normativa y los protocolos existentes en este ámbito, se han propuesto diferentes medidas de protección específicas, como la revisión de la categoría jurídica de la patria potestad para evitar que los padres maltratadores puedan ejercerla y diferentes propuestas de cambio en el Código Civil y en el Código Penal, que necesitarán amplios consensos.

La investigadora Bárbara Luque ha sido la encargada de presentar las conclusiones del proyecto Diagnóstico de creencias y percepción sobre la violencia contra las mujeres en el personal docente e investigador, personal de administración y servicios y alumnado de la Universidad de Córdoba, que ha encuestado a 1.738 personas de la institución académica a las que se preguntó acerca de cuestiones sobre el concepto de violencia, qué elementos creían que sostenían la situación de estas mujeres y qué se podía hacer para erradicarla.

A pesar de que existe un rechazo explícito hacia la violencia de género, se han detectado la existencia de ciertas creencias sexistas, que son menores en aquellas que han recibido algún tipo formación en este ámbito. "La persistencia de ciertos mitos obstaculiza el avance y sostiene el mantenimiento de la violencia hacia las mujeres", explica Luque.

En cuanto al origen de la violencia, se hace hincapié en la socialización de género y el desequilibrio en la estructura social y se apuesta por dirigir las actuaciones futuras en un mayor desarrollo legislativo y el fortalecimiento de actuaciones en educación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios