Denuncia

El comercio ambulante persiste en sus protestas y organiza una nueva caravana

  • El sector insiste en las pérdidas que les acarrea la suspensión de los mercadillos

Un momento de la protesta. Un momento de la protesta.

Un momento de la protesta. / El Día

El comercio ambulante de Córdoba ha vuelto a salir a la calle para protestar por el cierre de los mercadillos, una decisión vinculada a las medidas de seguridad para frenar la expansión del coronavirus en la capital cordobesa.

A primera hora de esta mañana, numerosos trabajadores del comercio ambulante han vuelto a salir desde la explanada de El Arenal en numerosas furgonetas para recorrer buena parte de la ciudad para denunciar la situación que atraviesan y las pérdidas que genera esta medida.

El sector -que emplea a unas 600 personas- aún no se ha recuperado de la grave situación en la que quedó tras la primera ola del coronavirus y tras la reapertura de sus puestos, de nuevo tienen que volver a dejar de trabajar. La Asociación de Comerciantes Autónomos de Córdoba (Comacor) lidera estas protestas que comenzaron el pasado domingo, primera jornada en la que no pudieron ejercer su actividad.

Desde la entidad ya advirtieron de que pueden perder toda la temporada de invierno, ante la declaración del nuevo estado de alarma y ya han anotado que no entienden esta medida, puesto que las ventas se hacen al aire libre y no en espacios cerrados. Por ello, han vuelto a reclamar la suspensión de esta medida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios