Vivienda

El precio de las habitaciones en pisos compartidos en Córdoba sube un 26% en cinco años

  • La media de edad de jóvenes los que cohabitan es de 27 años y pagan al mes 241 euros

  • Solo Jaén y Huelva tienen precios más baratos que la capital

Una inmobiliaria en el centro de la capital cordobesa. Una inmobiliaria en el centro de la capital cordobesa.

Una inmobiliaria en el centro de la capital cordobesa. / Juan Ayala

En los últimos días, la actualidad la acapara el inminente regreso a las aulas de colegios e institutos en la que, sin duda, es la vuelta al cole más inquietante y quizás más importantes de cuantas se recuerdan, al menos desde que los grandes almacenes convirtieron en un evento por todo lo alto el toque de campana de la primera clase en septiembre. Menos se habla de la universidad, que ya hace más de un mes que fijó como primer protocolo en partir las clases en presenciales y semipresenciales.

El caso es que se espera el tradicional aluvión de estudiantes que ya están llegando a Córdoba –nuevos y veteranos– y la búsqueda de piso se convierte más si cabe en una tarea compleja. Además, los caseros ante la dificultad para encontrar inquilinos han subido los precios de las habitaciones.

Según el último informe nacional remitido por el portal inmobiliario Idealista, el precio de las habitaciones en pisos compartidos ha subido en muchas capitales de provincia, especialmente en las de tamaño medio. En Córdoba no es donde más se ha incrementado el coste de una cama en un techo con más inquilinos, aunque si se echa la vista atrás se observa una evolución importante. Así, compartir un piso en la capital cordobesa es ahora un 26% más caro que hace cinco años.

O lo que es lo mismo, un estudiante –que son los usuarios mayoritarios de este tipo de hogares de alquiler compartidos– pagaba en agosto de 2016 una media mensual de 191 euros, mientras que hoy cuesta 50 euros más, hasta alcanzar los 241, según los datos del estudio.

Lo que sí es llamativo es que, pese al contexto actual de incertidumbre por la pandemia, el alquiler de una habitación compartida en la ciudad ha subido un 6% en el último año. Así, en el verano de 2019 se abonaba una media de 227 euros, frente a los 241 euros actuales.

El informe de Idealista que analiza el precio de las habitaciones compartidas en las principales ciudades del país también hace un análisis sobre la media de edad de las personas que optan por la fórmula de cohabitar en un piso con diferentes personas. En el caso de Córdoba, tiene una de las medias de edad más bajas a nivel nacional con jóvenes de 27 años debido a su condición de ciudad eminentemente estudiantil, junto con capitales como Ciudad Real y Salamanca. Esa media de edad se viene manteniendo en la capital cordobesa en el último lustro.

No obstante, la edad a nivel general se ha ido incrementando con el paso de los años ante la dificultad de los jóvenes para emanciparse debido al contexto de precariedad y mercado laboral sin mucha salida y a que cada vez se estira más la vida universitaria con másteres, doctorados y becas ante la imposibilidad de poder encontrar trabajo.

A nivel general, la oferta de habitaciones en las capitales españolas se ha disparado un 32,3% en el último año según el estudio del portal inmobiliario. Este aumento de la oferta ha provocado que en la ciudad de Palma el precio del alquiler de las habitaciones se haya reducido un 7%, mientras que en Barcelona el decremento ha sido del 6%. Los precios también se han reducido en Madrid (-3,7%), Málaga y San Sebastián (-2,6% en ambos casos), Bilbao y Las Palmas de Gran Canaria (-0,6% en ambas ciudades) y Pamplona (-0,1%).

A pesar de la caída, Barcelona es la ciudad con las habitaciones más caras del país, ya que se solicitan 415 euros por alquilarlas. Le siguen San Sebastián (414 euros mensuales), Madrid (400 euros) y Palma (388 euros). Ciudad Real es, en cambio, la ciudad más económica de entre las analizadas por Idealista (167 euros mensuales), seguida por Badajoz (171 euros), Cáceres (179 euros) y Jaén (199 euros).

En el ámbito andaluz. Córdoba no está entre las ciudades más caras, ya que el coste en Málaga es de 314 euros, en Cádiz, 299; Sevilla llega a 293; Almería a 246 euros y Granada en 245. Luego viene la capital cordobesa con 241 euros, Huelva con 232 y los 199 ya citados de la capital jiennense.

El perfil más habitual es el de jóvenes que prefieren vivir en el centro, no fuman ni permiten que se fume en la vivienda y no tienen ni admiten mascota. En la mayoría de los pisos compartidos conviven hombres y mujeres (70%), mientras que el 25% sólo tiene habitantes femeninas y el 5% solo compañeros masculinos, según recoge el estudio realizado por la consultora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios