Córdoba

Un paseo con aire andaluz

  • Más de 200 jinetes de todas las edades participan en un recorrido a caballo que homenajeó al rejoneador José Porras y al guarnicionero José Luis García Martos

Comentarios 4

El presente y el futuro de la equitación se dieron ayer la mano en la quinta marcha Córdoba a caballo, en la que participaron 54 enganches y 220 jinetes de todas las edades, desde los más experimentados hasta los noveles, entre ellos los alumnos del poni club La Loma. La organización Córdoba Ecuestre celebró con este paseo por la ciudad, que partió del Vial Norte, el Día de Andalucía. El gerente del colectivo, Javier Gómez, destacó la "alta participación" y la "gran variedad" de enganches, a la limonera, medias potencias o la inglesa.

La comitiva partió a mediodía después de rendir homenaje a dos personalidades del sector en la provincia: el rejoneador José Porras Álvarez de Sotomayor y el guarnicionero José Luis García Martos, cuyos trabajos artesanos lucen a lomos de caballos por toda España. Ayer recordó sus inicios como "aprendiz" y sus contactos con el Ejército, del que finalmente se convirtió en trabajador. Una de sus obras más recordadas, de hecho, es un juego de guarniciones rusas, ribeteadas en rojo y con decenas de cascabeles prendidos para la Escuela del Ejército de Madrid.

También ha trabajado para la marquesa de San Fernando y para Juanito Valderrama, a quien le confeccionó una sombrerera que se ha recorrido toda España. "Los artesanos lo tienen ahora muy difícil por la competencia tan dura que llega de Taiwan", lamentó García Martos, que aún trabaja a mano para el cuartel de sementales de Écija.

Alfonso Porras fue el encargado de agradecer la distinción a su padre, José Porras, convaleciente en el hospital. "Ha domado cientos de caballos", recordó. Tanto él como su hermana Rosana han seguido la tradición en Lucena y en la localidad de Huércal-Overa, en la provincia de Almería.

Los aficionados al mundo del caballo sacaron sus mejores galas para exhibir un arte en el que Córdoba es referente y que tiene en las Caballerizas Reales su mayor exponente. "Aquí nos unimos gente de todo tipo de condición para celebrar el Día de Andalucía de la manera que más nos gusta, con este bellísimo animal", destacó el vicepresidente de Córdoba Ecuestre, Juan Antonio Merlos. El presidente del colectivo, el exedil Rafael Blanco, no acudió al acto debido a que estaba en Madrid en otro acto.

Entre los participantes hubo personas de todas las edades. Asistieron niños como Pepe Herrero, de sólo 8 años, a lomos de su poni Negrita, y experimentados jinetes como Manuel Saravia, a los mandos de un buggy tirado por tres animales. "El mundo del caballo se ha potenciado mucho en los últimos años, aunque debería tener más apoyo porque crea muchos puestos de trabajo", dijo Saravia. Al acto acudió el alcalde, Andrés Ocaña, quien deseó a los asistentes un "buen paseo" en una mañana primaveral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios