Córdoba

Los padres de la pública apoyan el adelanto del inicio del curso

  • La Junta comienza la ronda de contactos con la comunidad educativa para conocer la respuesta a su propuesta de empezar las clases el 7 de septiembre

Comentarios 18

Los padres de los alumnos de los colegios públicos de Andalucía -agrupados en Codapa- han dado su apoyo a la Consejería de Educación y aceptan sin reparos que las clases den comienzo el próximo curso una semana antes, esto es, el 7 de septiembre. La confederación se reunió ayer en Sevilla con responsables del departamento que dirige Teresa Jiménez para analizar el borrador presentado por la Junta. "Nos mostramos a favor de cualquier medida que ayude a mejorar el rendimiento escolar de nuestros niños y estamos convencidos de este decreto contribuirá a ello", aseguró la presidenta de Codapa, Pilar Triguero.

El presidente de FAPA-Ágora -colectivo que reúne a los padres de centros públicos de Córdoba-, Francisco Mora, compartió este mismo argumento y recordó que Andalucía es una de las comunidades "con menos horas lectivas de España". Es más, Mora consideró que este adelanto "se debería haber aprobado antes" y subrayó que en Andalucía "estamos en el mínimo de la ley, con 175 días lectivos por curso". A su juicio, esta propuesta también debería hacer hincapié en otras cuestiones, como utilizar algunas horas de los días de vacaciones navideñas para "el refuerzo escolar", pero sólo en el caso de aquellos alumnos que "hayan suspendido" en el primer trimestre.

Aunque en un principio la propuesta está reservada a los ciclos de Educación Obligatoria, Mora señaló que sería conveniente también ampliarla a los cursos de Bachillerato, ante el posible adelanto de las clases en las universidades que ya planteó la Conferencia de Rectores.

El citado borrador plantea adelantar el inicio del curso para el segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria y Educación Especial al 7 de septiembre, mientras que para Secundaria, Bachillerato, Formación Profesional y otras enseñanzas la propuesta se fija para el 15 de septiembre. La conciliación de la vida laboral y familiar es el argumento en el que se basa Educación para llevar a cabo este proyecto, que cuenta con el rechazo de los profesores y sindicatos, lo que ha originado que la Junta inicie una ronda de contactos con todos los agentes implicados. Así las cosas, hoy es el turno de los padres de los colegios concertados y la próxima semana la cita será con los sindicatos. A pesar del rechazo inicial de los sindicatos ante el borrador y la petición de la Junta de Personal Docente No Universitaria de contar con más medios en lugar de que las clases comiencen una semana antes, algunos profesores consultados ayer por El Día se mostraron a favor de la medida. Uno de ellos, que prefirió ocultar su identidad, aseguró que el inicio de las clases el 7 de septiembre debe servir "para mejorar el rendimiento académico". Este docente incidió en que esta medida "se tenía haber hecho antes" y descartó problemas a la hora de llevar a cabo la propuesta entre los profesores, ya que en su centro "la planificación de cada curso se hace a finales del mes de junio"; es más, continuó, los profesores "empezamos a trabajar siempre el 1 de septiembre". No obstante, señaló que "un caso es el calendario escolar y otro el laboral".

"Hasta la fecha ha habido poco debate sobre el tema", reconoció otro docente de Primaria, que tampoco quiso dar su nombre. El profesor indicó "que el personal no se preocupa mucho" y puso en duda que el adelanto del inicio del curso escolar "vaya a aumentar la calidad educativa", puesto que se trata de un sector que necesita "más dotación económica y más personal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios