Córdoba

Los padres del colegio Zalima piden que se mantenga el convenio

  • La Junta asegura que "no tiene interés en retirar" los conciertos, siempre y cuando los tres centros educativos afectados por la orden "hagan los ajustes necesarios"

Comentarios 2

La decisión de la Consejería de Educación de renovar por sólo un año el convenio de los colegios Zalima, Yucatal, en Posadas, y Torrealba, en Almodóvar del Río, por acoger sólo a alumnos de un mismo sexo en sus aulas ha encontrado el rechazo de las familias de estos estudiantes, que ayer pidieron la eliminación de la orden. Además, los tres colegios han decidido recurrir la orden y no descartan llegar a los tribunales.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de centros concertados (FAPA-Córdoba), Miguel Ángel Barneto, consideró que la resolución "no tiene causal legal reconocida", por lo que pidió a Educación "que recapacite". Recordó que durante los últimos 16 años, el colegio Zalima -que sólo cuenta con matrículas femeninas, a pesar de que no niega la asistencia a varones en sus aulas- ha conseguido renovar el convenio con Educación sin ningún tipo de problema e incidió en que "a ninguna persona se le ha denegado el acceso" al centro. Para Barneto, la Consejería de Educación "quiere ver un problema donde no lo hay".

El artículo 84.3 de Ley Orgánica de Educación (LOE) sostiene que "en ningún caso habrá discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social". Con ello, ser un colegio mixto es el nuevo requisito para suscribir conciertos.

La directora del colegio Zalima destacó que el "centro está al servicio de las familias" y consideró que la orden de la Administración educativa "es una lesión al derecho de las familias". Recordó también que el proceso de escolarización de este año "ha sido impecable; se revisó toda la normativa y el informe del servicio de Inspección ha sido favorable" y subrayó que la decisión es "precipitada porque el colegio Zalima está abierto a todos". Nuestro alumnado, continuó, "procede de familias con escasos recursos económicos y la medida no tiene sentido".

Para Miguel Serrano, uno de los padres afectados por la orden, la norma de la Consejería de Educación "es una forma de atacar a un modelo educativo" que conseguirá que se creen "guetos" y provocará la "discriminación económica de las familias".

La respuesta de la consejera de Educación, Mar Moreno, que ayer visitó Córdoba por primera vez desde que ocupa el cargo, no se hizo esperar y reseñó que "tenemos el objetivo de que en Andalucía la educación sea mixta". Aseguró también que la Junta de Andalucía "no tiene interés en retirar los convenios, ya que queremos seguir concertando, pero queremos que la educación sea mixta". Moreno indicó que la Junta "ha ofertado un convenio condicionado para dar un año más y una oportunidad para adaptarse a las exigencias de la enseñanza mixta". "Estamos poniendo en marcha los trámites administrativos necesarios para conseguirlo y que hagan los ajustes necesarios", matizó.

Los tres centros afectados por la orden cuentan con unos 1.200 alumnos y ofrecen, tanto los estudios de Bachillerato, como ciclos de grado medio y superior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios