Córdoba

El 80% de las pacientes con la patología consiguen curarse

  • El diagnóstico precoz es clave en un cáncer que pueden sufrir el 12% de las mujeres

Una mujer se somete a una mamografía en un hospital. Una mujer se somete a una mamografía en un hospital.

Una mujer se somete a una mamografía en un hospital. / el día

Hoy se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, una enfermedad que tiene una tasa de recuperación de más de un 80%, según explicó ayer a el Día el responsable de Sección de Radiología de Mama del Hospital Universitario Reina Sofía, José Luis Raya. El de mama es el cáncer más frecuente entre las mujeres, también el que causa más muertes, quizá superado por algunos cánceres de piel, pero estos suelen ser más benignos. Así lo detalló el doctor Raya, quien recordó la enorme incidencia de esta enfermedad, tanto a nivel local, como nacional y mundial. Y es que, según los datos aportados por el especialista del Reina Sofía, entre un 8% y un 12% de las mujeres sufrirá cáncer de mama.

No existe un perfil de mujer que se relacione con esta patología, si bien este tipo de cáncer es mucho más frecuente en pacientes con más de 50 años y también entre aquellas que tengan antecedentes de la enfermedad. Sin embargo, cualquier mujer, sea cual sea su edad, puede sufrir esta enfermedad, aunque Raya destacó que no puede admitirse de manera taxativa que de un tiempo a esta parte esté aumentado este tipo de casos en pacientes más jóvenes.

El responsable de Sección de Radiología de Mama del Hospital recordó que el cáncer de pecho es "un problema de salud", de ahí que, desde hace muchos años, se hayan lanzado distintas campañas desde las administraciones para concienciar de la importancia de un diagnóstico precoz. Precisamente del diagnóstico precoz se extrae esa alta tasa de recuperación que tiene esta enfermedad y, como apuntó Raya, "comparado con otros cánceres, el pronóstico del de mama es muy bueno".

El especialista llamó, por lo tanto, a "ser optimistas" ante esta enfermedad, pero también insistió en la necesidad de acudir al médico si en alguna exploración se encuentra algún bulto en el pecho. Como recordó Raya, hace algunos años había mujeres que, aunque se encontraran algo, no acudían al médico hasta años después. "Eso ahora no suele pasar", celebró.

Sobre las características de esta patología, el facultativo explicó que es un cáncer que "no se puede prever", así como el de pulmón "podría evitarse, en gran parte, dejando de fumar", el de pecho es más complicado de controlar. Lo que influye en esta patología, añadió, principalmente, es "ser mujer y envejecer", algo que, obviamente, no se puede controlar. El especialista manifestó que también hay otros actos que pueden influir en la incidencia de esta patología, como son el consumir alcohol o el sobrepeso.

Sobre los tratamientos, Raya explicó que se abordan de manera individual y que, en un 60%-70% de los casos, se utiliza cirugía conservadora. La aplicación de quimioterapia, añadió, no es tan común, pero siempre depende del estadio en el que se encuentre la enfermedad.

Contabilizar los casos de cáncer de mama que se registran al año en la provincia es complicado por distintos factores. Raya calculó que, teniendo en cuenta varios de esos factores, podría afirmarse que se detectan algo más de 300 cada año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios