Córdoba

El juez ordena el primer derribo de una casa de madera

  • Un vecino de Lucena desoyó al Consistorio y levantó dos inmuebles no legalizables

El Juzgado de lo Penal número 2 ha ordenado el primer derribo de una casa de madera en la provincia, lo que supone un nuevo avance en la lucha contra las parcelaciones ilegales. La sentencia condena al parcelista -T. D. A., vecino de Lucena- a seis meses de prisión por un delito contra la ordenación del territorio y a otra pena de la misma entidad por desobediencia a la autoridad.

La sentencia considera probado que, en los primeros días del mes de agosto de 2006, T. D. A. inició la construcción de dos viviendas de madera, con cimentación y sótano una de ellas, en el paraje conocido como Cañada del Pastor, en Lucena. La resolución judicial destaca que la construcción se realizó sin licencia ni autorización alguna en suelo no urbanizable, por lo que el 22 de agosto de 2006 los técnicos municipales presentaron la primera denuncia contra el propietario, aunque inspecciones posteriores constataron que las obras continuaban.

Así hasta que el 29 de septiembre el Consistorio paralizó y precintó la obra, aunque en marzo de 2007 los técnicos constataron "la total terminación de las casas", destaca la sentencia. El juez ordena la demolición argumentando que las viviendas se encuentran "completamente fuera de ordenación" y no son reconducibles, además de que el procesado mostró una actitud "rebelde". El fallo ha sido recurrido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios