Córdoba

La oposición ve oscurantismo en la gestión de Ríomundi

  • Al-Zahara insiste en que el festival "no debe suponer un sufrimiento más para los vecinos"

Pedro García (IU) conversa con José María Bellido (PP) en presencia de Emilio Aumente (POSE) y David Dorado (Cs). Pedro García (IU) conversa con José María Bellido (PP) en presencia de Emilio Aumente (POSE) y David Dorado (Cs).

Pedro García (IU) conversa con José María Bellido (PP) en presencia de Emilio Aumente (POSE) y David Dorado (Cs).

No lo ven muy claro. La oposición fue ayer unánime en el apartado de ruegos y preguntas del Pleno a la hora de pedir explicaciones al edil de Turismo, Pedro García, sobre la gestión del festival internacional de experiencias Ríomundi, que se celebró con enorme éxito el pasado fin de semana en el entorno del Guadalquivir, en pleno casco histórico. Los grupos municipales de Ciudadanos, el PP y hasta Ganemos Córdoba le demandaron a García documentación sobre las contrataciones que llevaron a cabo para la cita festiva, así como que facilitara también otro tipo de expedientes. Además, le pidieron explicaciones de cómo se llevaron a cabo las adjudicaciones de las barras de bar del evento, algo que García siempre ha defendido que se realizaron en base a una concesión totalmente legal.

Ayer también, la junta directiva de la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara señaló que lo ocurrido durante este pasado fin de semana en el casco histórico de Córdoba con Ríomundi "es totalmente inasumible" para los vecinos, dada la "desproporcionalidad" de actividades que soporta ya esta zona de la ciudad. Según precisó Al-Zahara, a la celebración del festival Ríomundi se le añadió "una carrera popular, actividades circenses y la salida extraordinaria de dos procesiones, que colapsaron y dejaron encerrados a vecinos y vecinas en una jaula de cristal". Para la federación vecinal, "aunque el proyecto inicial de Ríomundi parece una buena opción para la tan ansiada revitalización del río, la desmesura y desproporcionalidad de algunas de las actividades, basadas únicamente en la implantación de barras y música estridente hasta altas horas de la noche, no parece la forma más adecuada para conseguir este objetivo".

Pero es que, según recordó Al-Zahara, "no solo se produjeron molestias por las actividades de Ríomundi, sino que la concatenación de actos produjeron una saturación que solo consiguió que los vecinos de la zona se encontraran atrapados en sus propios domicilios, soportando una infinidad de ruidos y molestias".

Esta serie de circunstancias ha hecho a Al-Zahara reafirmarse en su postura de que "la comisión de usos del casco debe implantarse de una manera definitiva y urgente y que, evidentemente, sus conclusiones no solo deben de tenerse en cuenta, sino que tienen que ser aceptadas por todas las partes implicadas para su puesta en marcha".

"La situación padecida por las vecinas y vecinos del casco histórico de Córdoba no debe ni puede suceder en más ocasiones porque estamos convirtiendo este espacio tan singular de nuestra ciudad en un entorno hostil que en breve se convertirá en un barrio sin vecinas ni vecinos donde sólo prevalecerá el espectáculo y el negocio", sentenciaron desde la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara, para recordar que la próxima cita que soportará el casco histórico de la ciudad será esta semana: La Noche Blanca del Flamenco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios