Córdoba

El obispo critica "la arremetida constante contra la Iglesia"

Demetrio Fernández. Demetrio Fernández.

Demetrio Fernández.

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, mostró ayer su preocupación por "la arremetida constante contra la Iglesia" Católica, razón por la que llama a orar por el Papa Francisco en un momento en el que "los escándalos, las declaraciones y los ataques de todo tipo sólo benefician a los enemigos de la Iglesia".

En su carta semana, el prelado asegura que "la vida en la tierra es un combate permanente" y, en este sentido, "la nave de la Iglesia tiene que atravesar a veces tempestades que parece que la harán naufragar, pero Jesús va dentro de esta barca y estando él no tememos", cuando, además, "al timón de esta barca ha colocado a Pedro" y a sus "sucesores", con "fuerza" suficiente "para salir victoriosos de la tormenta".

De hecho, según Fernández, "el Papa Francisco nos ha convocado a todos los fieles cristianos a orar por la Iglesia, especialmente a lo largo del mes de octubre, con la oración del Rosario", teniendo en cuenta que les "preocupa la arremetida constante contra la Iglesia, desde fuera y desde dentro, como si se hubieran desatado todos los demonios a la vez". Por ello, el obispo pide a los católicos que oren "especialmente por el Papa", pues él mismo lo pide y, además, se hace más necesario "en estas circunstancias", en las que "los escándalos, las declaraciones, los ataques de todo tipo solo benefician a los enemigos de la Iglesia" y, ante ello, hay que pedir "al Señor que proteja al Papa, que lo libre de sus enemigos, que son los enemigos de la Iglesia, que le aliente en su ministerio, en el que tiene que llevar sobre sus hombros una pesada cruz".

En este contexto, según el responsable de la Diócesis de Córdoba, los católicos han de estar "siempre con el Papa", porque, "sin él, dejamos de ser católicos", dado que "en la barca de Pedro vamos todos", de modo que, "si en estos momentos hay tempestad, reforcemos nuestra comunión con el Papa Francisco, y en la oración y la penitencia pasará esta turbulencia y saldremos renovados, porque hemos confiado más plenamente en el Señor y en su Madre, que van con nosotros en esta barca".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios